Inicio > 2017 > Recursos > México - México Central

 

 


Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Costa Rica: En recuerdo del Bicentenario del Instituto

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

22 septiembre

Santos: Tomás de Villanueva, Inocencia
1948: primera fundación marista en Mozambique
1991 Primera fundación en Liberia, en la capital, Monrovia

Calendario marista - septiembre

Adviento y Bicentenario Marista

 

México - México Central

 

Bicentenario - Recursos

   Juan Carlos Robles Gil Torres, fms

Algo nuevo está por nacer

así como allá en Belén.

Mensajeros dan a conocer:

¡Preparen su corazón bien!

 

El adviento es tiempo de espera,

pero no tiempo de demora,

la invitación verdadera 

es estar atentos a cada hora.

 

La hora de su llamada a la puerta,

de su solícita mirada,

migrante de suerte incierta,

o conocido que busca morada.

 

Tiempo de espera que es fecundo,

en lo oculto de la historia,

en el día a día de este mundo

¡Ante nosotros brillará su Gloria!

 

La Gloria de un Dios hecho hombre,

plenamente como nosotros.

Nacido entre el odio y el hambre,

perseguido como tantos otros.

 

Esto fue así, porque era preciso,

que Dios humano se mostrara,

para que en la tierra que El quiso

su amor finalmente reinara.

 

En el Instituto Marista 

también es adviento gozoso,

y también se muestra a la vista,

lo que Dios hará más dichoso:

 

Acoger al que mas nos necesita

En la escuela, patio o frontera

Ser comunidad para quien nos visita,

ser buena nueva en la tierra entera.

 

Doscientos años transcurridos
dedicados a la formación
de buenos cristianos comprometidos
en la construcción de cada nación

Todo comenzó en una casa
humilde y sencilla como en Belén,
una mesa por donde todo pasa,
alegrías, dudas y fraternidad también.

Para que nadie quede atrás
un nuevo la Valla propondremos,
construir con los demás
en todo lo que emprenderemos.

Un nuevo comienzo promovido de verdad
desde conversaciones nuevas,
donde hablar claramente y escuchar con humildad
nos hará sensibles a realidades nuevas.

Territorios nuevos y comunidades abiertas,
estando en la realidad inmersos
potenciarán que las llamadas sean ciertas
y que pongamos en común nuestros esfuerzos.

Todos los maristas estamos implicados,
Laicos y hermanos a dialogar,
Corazones abiertos somos convocados
Para poder nuestros frutos cosechar.

El Capítulo será el momento
donde podremos como en Belén
ofrecer nuestro pensamiento
y nuestro esfuerzo también,

Todos los dones recibidos,
los llamados, los sueños y el ser
Ante Jesús niño compartidos
. ¡Harán que podamos renacer¡