Inicio > Noticias > Casa general: ¿Qué hay de nuevo sobre nuestros santos?

Llamadas del XXII Capítulo General

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Brasil: MCFM - Fraternidad Jesus Maria Jose, Rio Grande

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades


FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

22 agosto

Fiesta de Santa María Reina

Calendario marista - agosto

Causas en estudio

 

Archivo

¿Qué hay de nuevo sobre nuestros santos?

06/04/2010: Casa general

Como postulador debo confesar que cada vez que profundizo el caso de uno de nuestros santos maristas y cada vez que me es dado conocerlo en su intimidad, es ante todo el corazón el que se conmueve. En el corazón nacen sentimientos de admiración, de gratitud, un impulso hacia la imitación y la constatación que la santidad es mucho más común que lo que se piensa. Un deseo también de que nuestros hermanos mártires o confesores sean conocidos por la familia marista (hermanos y laicos): ella ganaría en fuerza apostólica y espiritual.

Pronto será publicado un opúsculo sobre el grupo de mártires del periodo de los Bóxers, de junio a agosto de 1900, en China. Esta causa es muy particular y verdaderamente va en el sentido de lo desean los cristianos de hoy. De los 850 mártires de esta causa, el mayor número son laicos: hombres, mujeres, niños, el pueblo humilde de paisanos y obreros. Este grupo de mártires presenta el caso del pueblo de Dios fiel al Señor hasta la sangre. Sin duda hay también sacerdotes y religiosos entre ellos: tres sacerdotes Lazaristas, cuatro Hermanos Maristas, una quincena de Hermanas chinas. Pero la masa está constituida por padres y madres de familia, por abuelas, por enteras familias exterminadas simplemente por no haber querido ofrecer incienso a los ídolos tradicionales. Es el pueblo de Dios que se mostró fuerte y fiel en la persecución.

Esta publicación es una excepción. La postulación actualmente sigue una política de no publicar bajo forma de libros, sino de poner a disposición los documentos en el sitio internet. En nuestra página podéis encontrar muchas informaciones sobre los hermanos François, Alfano, Basilio, nuestros mártires de China, de España, de África… Los últimos documentos que hemos puesto a disposición son Nuestros Modelos de Santidad Maristas (información sobre cada una de nuestras causas), y El Hermano Crisanto y sus 67 compañeros mártires. Podéis encontrar muchas informaciones y celebraciones en la página bajo el menú Hermanos: Nuestros Santos Maristas. Es una mina de información, particularmente útiles a los hermanos que trabajan en el ámbito de la formación.

Vuelvo aquí sobre una invitación que ya he hecho: de todas nuestras causas, la que yo siento más madura para una beatificación es la del H. Francisco. Él no deja de dar signos en este sentido. Así que no dudemos en confiarle nuestros enfermos y en pedirle que haga fuerte, generosa y audaz nuestra propia vida apostólica marista.

Presentando el grupo de mártires del Hermano Crisanto, asesinados en España durante la persecución de 1936-1939, yo decía que ellos son los que están más cerca de una beatificación. Como mártires esto es verdad, ellos no tienen necesidad de un milagro. Su causa espera desde hace nueve años, ser estudiada por los teólogos y los cardenales y obispos. El período de espera medio es de 12 a 15 años. Sería razonable verlos beatificados alrededor de los años 2015-2017. Podría ser una beatificación del segundo centenario de nuestra fundación.

Siguen siendo muy vivas también las causa de los hermanos Basilio en Guadalajara, México, y Henri Vergès en Argel, Argelia. Son dos hermanos maristas muy presentes en nuestra memoria afectiva. Ellos están cerca de nosotros, ellos han vivido entre nosotros, ellos han labrado su santidad en el contexto histórico que es el nuestro. Ellos nos dicen que la santidad es algo actual.

De todo este trabajo de la postulación, el más importante, es el de ayudarnos a nosotros mismos a dar algunos pasos más hacia la santidad, o simplemente, a poner todavía más en el centro de nuestras vidas al Señor y el deseo de “hacer que sea conocido y amado”.

2398 visitas