Inicio > Noticias > México: Poner nuestro corazón en casa, compartir vida, ser como Marcelino


Llamadas del XXII Capítulo General

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: Retiro de jóvenes y laicos maristas - Antsirabe

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades


FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 abril

Santos: Marcos evangelista, Herminio y Esteban
1932: partida de los primeros hermanos a Guatemala
Día africano del paludismo

Calendario marista - abril

Encuentro hermanos jóvenes sub-40 y Consejo Provincial México Occidental

 

Archivo

Poner nuestro corazón en casa, compartir vida, ser como Marcelino

27/11/2013: México

En el marco del proceso de fortalecimiento institucional de la provincia marista de México Occidental, nos hemos reunido en la Villa Marista de Chapala, Jalisco, 17 hermanos jóvenes (menores de 40 años) con el consejo provincial para compartir el descanso, dialogar, estar juntos, orar y celebrar la vida, de 27 al 27 de octubre. Ha sido un fin de semana lleno de alegría, de mucha escucha y diálogo y de fraternidad. Nuestra provincia está formada por una parte de México y por Haití, así que compartimos la formación inicial hermanos mexicanos y haitianos, teniendo así una experiencia internacional e intercultural que nos enriquece mutuamente.

Durante dos días estuvimos compartiendo en torno a nuestra experiencia de vida religiosa, la vida en las comunidades, cómo nos sentimos, algunos retos y desafíos que encontramos en nuestra vida; también compartimos qué necesitamos en esta etapa de la vida. El sábado por la tarde hicimos el esfuerzo de poner en común qué queremos ofrecer, desde nuestra juventud, a la vida religiosa Marista. 

Algunas de las cosas que queremos aportar son la actitud que queremos tener en nuestra comunidad, el esfuerzo por poner nuestro corazón en casa y buscar crecer en el lugar donde hemos sido enviados. 

Hemos pedido también tener más espacios significativos de compartir la vida y acompañarnos en nuestra vocación, como este que hemos vivido, y otros por regiones o por cercanía con los hermanos. 

Compartimos un fuerte llamado a una vida más pobre y a estar más cercanos a los pobres, a seguir construyendo fraternidad en nuestras comunidades; y pedimos ser tomados en cuenta en algunos espacios de toma de decisiones. 

Ha resonado con fuerza en nuestros corazones: “queremos ser hombres de Dios” y estamos llamados a ser como Marcelino, seguir aprendiendo de él y caminar siguiendo a Jesús, como consagrados.

Terminamos nuestro encuentro con una celebración de la Palabra y compartiendo con un sencillo signo lo que resonó en el corazón de cada uno de los participantes. 

_________________
H. Agustín Acevedo Sánchez

4680 visitas