Inicio > Noticias > Portugal: Celebración de las Bodas de Oro del grupo de Bairo de 1966

 

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Australia: Renovación de votos del H. James en Alice Springs

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

20 agosto

Santos: Bernardo abade de Claraval, Amador, Cristóbal

Calendario marista - agosto

Experiencia Marista en Fátima

 

Archivo

Celebración de las Bodas de Oro del grupo de Bairo de 1966

12/06/2017: Portugal

Un grupo de 50 personas de la Familia Marista- Portugal se ha reunido en Fátima los días 2 e 3 de junio con un doble objetivo: 1) reflexionar sobre las tendencias del Instituto cuando se acerca el XXII Capítulo general a ser celebrado en septiembre-octubre en Colombia; 2) compartir la experiencia de 50 años de Vida Religiosa del grupo de 1966, del entonces Noviciado Internacional de Bairo. Estaban presentes Hermanos de Italia, de Suiza y de Portugal. Meses antes había fallecido un Hermano irlandés que ya se había inscrito en este encuentro.

Sobre el primer punto el diálogo se ha dado en torno a CUATRO desafíos que ya se viven en el Instituto, pero pueden ser profundizados:

1) un Instituto llamado a formar sus miembros, Hermanos y Laicos, de modo que sean expertos en la Evangelización, en la defensa y en la promoción de los derechos de los niños y los jóvenes;

2) un Instituto llamado a cultivar cada vez más una dimensión internacional en su modo de pensar y actuar; de paso se hacía referencia al segundo grupo que en San Martino a Monte (Italia) se prepara para crear y consolidar las Nuevas Comunidades Internacionales;

3) un Instituto que acoge a los Laicos maristas de Champagnat como parte integrante del mismo; también de paso se ha hecho referencia al documento a ser presentado al Capítulo, SER LAICO MARISTA, a partir del cual se pueden esperar orientaciones más concretas sobre la pertenencia y el compromiso de los Laicos/as en el Instituto;

4) un Instituto capaz de construir una nueva fraternidad donde todos nos sintamos PROFETAS Y MÍSTICOS EN COMUNIÓN; en este punto se subrayaba al mismo tiempo la apertura a nuevos campos de misión, en especial en las “periferias geográficas e existenciales” para usar el lenguaje del Papa Francisco repetido en algunos mensajes del Hermano Emili; se subrayaba también la necesidad de una Espiritualidad clara para o nuestro tipo de apostolado – algunos principios de esa Espiritualidad están claramente definidos en Agua de la Rocha; y se subrayaba aun la necesidad de trabajar en conjunto con otras fuerzas eclesiales (Congregaciones u grupos de Laicos) para reforzar la comunión en la Iglesia, para descubrir las nuevas intuiciones que los nuevos tiempos nos traen y hasta una mayor eficacia en el apostolado.

En relación al segundo punto – la celebración de las Bodas de Oro del grupo de Bairo de 1966 -   el celebrante de la Eucaristía (un antiguo Hermano) subrayó dos aspectos a partir de la Liturgia.

El primer aspecto venía del Evangelio leído: JUAN TOMA MARÍA EN SU CASA. No se trata apenas del espacio físico. El sentido de la palabra casa puede y debe ser más amplio: María al estar en “mi casa” actúa en el sentido de que mis actitudes sean las actitudes de María; mi modo de ser se inspira en el modo de ser de María; mi corazón y mi mente “copian” los de María. Entonces estamos en el mejor de los caminos para responder a lo que el Hermano Emili propone a todos los Maristas de Champagnat: ser en el mundo de hoy el ROSTRO MARIANO DE LA IGLESIA.

El segundo aspecto venía de la lectura de los Hechos de los Apóstoles: ESTABAN REUNIDOS CON MARÍA EN ORACIÓN. Después de esa comunión en la oración partirían en misión. Y el celebrante concluía: ESPIRITUALIDAD Y MISIÓN están profundamente conectadas. María es un buen ejemplo de equilibrio de eses dos aspectos: la espiritualidad de la Anunciación conduce María a la misión de la Visitación. Se Maria es nuestro modelo nosotros seremos cada vez más personas que viven la Espiritualidad (marista), sin dejar de ser apóstoles profundamente comprometidos en nuestra Misión. 

482 visitas