Inicio > Noticias > Siria: La Siria olvidada

Llamadas del XXII Capítulo General

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

España: Encuentro de las fraternidades de la Provincia Ibérica en Lardero

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades


FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

20 septiembre

San Adres Kim y Pablo Chong y sus compañeros mártires
1936: fue asesinado en Barcelona el hermano Eusebio
2000 Juan Pablo II bendice la estatua de san Marcelino colocada en la fachada lateral izquierda de la Basílica vaticana

Calendario marista - septiembre

Carta de Alepo N.º 33

 

Archivo

La Siria olvidada

11/07/2018: Siria

Maristes Alep: Facebook | Twitter

Se han dejado de lado las noticias de Siria. El traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, la tragedia de los inmigrantes, las elecciones en algunos países europeos, el Trump-Kim-Jong-Un, y la copa mundial de fútbol han estado en los periódicos y en los titulares de los medios de comunicación desde nuestra última carta.

Mientras tanto, la situación en Siria continúa siendo muy preocupante y potencialmente explosiva. Las intervenciones o la presencia de ciertos países en la zona hacen que la situación sea muy compleja y que el futuro sea incierto, comprometen las negociaciones y aumentan el riesgo de una conflagración regional. Los Estados Unidos está presente con dos bases militares y también Francia (establecidos ilegalmente en el territorio de un país soberano), para así apoyar a las fuerzas kurdas que ocupan una gran parte del territorio. Por otro lado, a finales de enero, Turquía invadió el noroeste de Siria para expulsar a los grupos armados kurdos y ahora está ocupando toda la región de Afrin. Finalmente, Israel lanza incursiones aéreas en el territorio sirio con impunidad y apoya a los jihadistas en el sur de Siria. El gobierno sirio acaba de lanzar una ofensiva para expulsar a los últimos grupos armados rebeldes del sur de Siria, de la región de Dara'a.

Después de la invasión turca en la región de Afrin, 27.000 familias de 137.000 personas huyeron de sus pueblos y aldeas. No llevaron nada con ellos, excepto la ropa que llevaban puesta. Perdieron todo: sus casas, sus tractores, sus ganados, sus coches... Se instalaron en 11 aldeas y muchos campamentos, incluido el ‘Campamento Shahba’, cerca de la pequeña ciudad de Tel-Rifaat, a 25 km de Alepo. Nosotros, los maristas azules, no podíamos permanecer indiferentes al sufrimiento de los nuevos desplazados; escuchamos su llamado de ayuda (¿acaso no se llamaba nuestro grupo ‘El Oído de Dios’ antes de llamarnos los Maristas Azules?).

Después de un período de vacilación y reflexión, temiendo por la vida de nuestros voluntarios, y estando las fuerzas turcas a 4-5 km de Tel-Rifaat, decidimos actuar... para ir a su encuentro ... para tratar de satisfacer sus necesidades... cuidar de sus hijos que no van a la escuela ... para apoyar a estas familias. Y así es como comenzó el proyecto y la aventura ‘Campo de Shahba’.
 

Nueva misión en el pueblo de Kafar Nasseh

Con la colaboración de la Media Luna Roja de Siria, cuidamos a 650 familias de la aldea de Kafar Nasseh y, especialmente, el Campo de Shahba: un campamento de 107 tiendas para 107 familias, ubicado en el desierto.

Cuatrocientos cincuenta niños que miran con mucha alegría a nuestras visitas los miércoles y los domingos, que nos están esperando en la entrada del campamento y que se reúnen a nuestro alrededor en dos minutos; y nuestros voluntarios que los hacen jugar con una pelota, dibujar y colorear, bailar, que les enseñan higiene, matemáticas y a escribir.

Ciento diez madres o abuelas se han convertido en las amigas de nuestras voluntarias y se reúnen para escucharlas, compartir y darles consejos.

Ciento siete familias que nos esperan para recibir paquetes de alimentos e higiene, estufas de gas portátiles para cocinar, termos para guardar el agua potable, pastillas para esterilizar el agua, zapatillas, ropa...

Todo se hace al aire libre, bajo un sol abrasador, con temperaturas que alcanzan los 38-40 grados a la sombra. Acabamos de instalar una tienda de campaña grande, que sirve como un patio cubierto, para al menos organizar las reuniones con los niños y las mujeres a la sombra.

Vamos allí al menos dos veces por semana; conducimos una hora y media y pasamos por varios puntos de control para cruzar; se les espera a los 15-20 voluntarios con sonrisas y alegría, mucha gratitud y expectativas. Los desplazados están desesperados, quieren volver a casa o a Alepo, pero las dos opciones están prohibidas.



La situación en Alepo


En Alepo, la situación de seguridad fue muy buena desde la evacuación de los grupos armados y la liberación de Alepo de los terroristas de Al Nosra.

Sin embargo, las bombas lanzadas por los rebeldes en el oeste de Alepo siguen cayendo a diario en ciertos barrios cercanos. El 27 de junio, vivimos el peor día en los últimos 18 meses: muchas bombas cayeron sobre Alepo, en barrios residenciales, causando muchos muertos y heridos. Incluso llegó metralla a nuestras instalaciones. Uno de nuestros voluntarios casi fue asesinado.

La vida cotidiana está mejorando gradualmente con la restauración de agua y electricidad, aunque racionada, y la disponibilidad de bienes y productos en el mercado. Por el contrario, la situación económica es más baja; la tasa de desempleo es muy alta; el coste de vida es muy caro; los salarios son muy bajos y no permiten que una familia viva con dignidad; los alepinos que tienen los medios para invertir y que huyeron del país no regresaron. La mayoría de las familias en Alepo aún necesitan ayuda para vivir y sobrevivir.

 

Los Maristas Azules

Nosotros, los Maristas Azules, hemos mantenido la distribución de cestas de alimentos e higiene a las familias de las que nos ocupamos, pero creemos que después de seis años de ayuda, estas distribuciones deberán detenerse algún día. Creemos que la prioridad principal es encontrar un trabajo para cada persona que recibe ayuda. Al trabajar, cada persona puede cuidar de sí misma; ser, finalmente, independiente de la ayuda recibida durante años; vivir con dignidad de su trabajo y dejar de pensar en dejar el país.

Así es como creamos nuestro programa ‘Los microproyectos’. Ya hemos organizado siete sesiones de formación para 16 a 20 adultos por sesión. Los expertos les enseñan en 48 horas “cómo crear su propio proyecto”. Al final de las sesiones, los candidatos presentan sus proyectos al jurado que los evalúa, brindan los consejos necesarios y eligen los mejores proyectos en términos de factibilidad, rentabilidad y sostenibilidad que financiaremos. Desde hace un año y medio, ya hemos financiado 50 proyectos y permitido que más de 90 familias vivan de su propio trabajo.

Nuestro proyecto ‘Heart Made’ donde las mujeres transforman la ropa pasada de moda en piezas únicas que son muy apreciadas, da trabajo a 11 madres.

Nuestro otro proyecto ‘Marie’ para la producción de ropa de bebé de algodón apoya a 24 familias.



Las cartas de Alepo

Anunciamos en nuestro último boletín la próxima publicación de nuestras ‘Cartas de Alepo’. Esta es una colección de todas nuestras cartas escritas desde el comienzo de la guerra por el Hermano Georges Sabé y yo, enriquecidas con extractos de entrevistas, artículos de prensa y textos escritos por nosotros. Nuestro libro finalmente fue publicado por la casa editora Harmattan. Puede comprarlo o pedirlo en librerías o en línea en las páginas de internet de FNAC, Amazon o Harmattan. Le invitamos a comprarlo, leerlo u ofrecerlo; deseamos que nuestro testimonio llegue al mayor número de personas posible; el periódico La Croix acaba de seleccionarlo entre los cuatro libros sobre Oriente Medio que se debrían leer este verano (La Croix, suplemento del jueves, 28 de junio).

Todos nuestros proyectos continúan gracias a su solidaridad y sus donaciones.

Esto incluye la ayuda en el alojamiento de las familias desplazadas, la distribución de cestas de alimentos e higiene, la distribución mensual de leche a 3.000 bebés y niños menores de 11 años... y especialmente nuestro proyecto médico que, con el proyecto Campo de Shahba y el programa de microproyectos, mencionado anteriormente, es uno de los tres proyectos de prioridad de los Maristas Azules. Sí, la gente necesita apoyo financiero, atención médica, cirugías y nuestro deber es ayudarlos.

En cuanto a nuestros proyectos educativos, algunos están en sus vacaciones de verano como ‘Aprender a crecer’ y ‘Quiero aprender’ para niños de entre tres a siete años. El ‘MIT’ (para la educación de adultos), ‘Skill school’ para el acompañamiento de los adolescentes, ‘la erradicación del analfabetismo’, la enseñanza de la costura ‘Cortar y coser’ y los idiomas (proyecto de esperanza) continúan sus misiones educativas.

Acabamos de completar un ciclo de sesiones de cuatro meses para “el desarrollo de la mujer”. Ochenta mujeres mayores de 30 y 80 menores de 30 años se beneficiaron de esto. Después de un descanso en julio y agosto, esperamos que la sesión se reanude con otros beneficiarios. Mientras tanto, estamos organizando reuniones de capacitación y apoyo para niñas de entre 12 y 15 años.

Esta es, en resumen, nuestra noticia. Estamos llevando a cabo nuestra misión que consiste en “vivir la solidaridad con los más pobres para aliviar el sufrimiento, desarrollar la esperanza humana y sembrar esperanza”.

Espero que esta Carta de Alepo N.º 33 los encuentre a ustedes, queridos amigos, en buena salud y les deseo unas buenas vacaciones de verano.

_________________

Alepo, 1 de julio de 2018
Nabil Antaki – Para los Maristas Azules

2709 visitas