Llamadas del XXII Capítulo General

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

España: Comunidad de formación de los postnovicios de las Provincias Maristas Compostela y Mediterranea

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades


FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

18 febrero

Santos: Bernadette Soubirous, Máximo y Eladio

Calendario marista - febrero

SÓLO UNA VEZ

 

Búsqueda en noticias: Santi

En memoria de Chris Mannion

22/10/2004: Casa general

El 1 de julio de 1994, recibimos la triste noticia de la muerte del Hermano Cris Mannion, muerto en los trágicos acontecimientos de Rwanda. El recuerdo de esta muerte permanecerá grabado para siempre en nuestras memorias. Todos sabemos muy bien lo humillante que fue este desencadenamiento de violencia para toda la población ruanesa.
La muerte de Cris puede hacernos reflexionar todavía ahora, diez años después de su muerte, en esta violencia insensata que caracteriza al mundo actual. Su muerte debe llevarnos a trabajar más aún por la justicia en este mundo de violencia, persuadidos que únicamente la justicia engendra las paz. La paz es el fruto de la justicia, nos dice el salmo 85. Nos corresponde el deber de hacer justicia. Es la única forma de promover la paz.
El Consejo General ha deseado recordar este aniversario haciendo imprimir un fascículo intitulado SOLAMENTE UNA VEZ con un elenco de escritos de Cris.
En la página 11, se encuentran algunas reflexiones que Cris había puesto en su diario el 12 de mayo de 1994 cuando se encontraba en Roma.
“Cada vez estoy más convencido de que lo importante no es la duración de la vida sino la pasión y el compromiso con que se vive. Esta vida es un don que hay que disfrutar, que se debe utilizar al máximo, precisamente porque terminará en la muerte (MI MUERTE) en un día imprevisto. Tengo que vivir ahora este don de la vida sin preocuparme sobre lo que vendrá después. Dios en su misericordia y en su bondad, se encargará de mí. Si en el presente, me preocupo “por ir al cielo” o no, seré incapaz de comprometerme aquí y ahora Si no fuera así, ¿cuál sería la razón de la Encarnación?”
La cuestión de la muerte, del sentido de mi vida y de la vida en plenitud, me vienen con frecuencia al espíritu en el correr de estos últimos días. ¿Por qué? Tal vez sea un llamamiento a una mayor interiorización, integridad y compromiso.
Mi oración “va bien” con momentos de destellos ocasionales de presencia, el sentimiento que el Señor está allí, que me pide ser paciente y responder. El cómo no lo veo todavía muy claro”.

5703 visitas