Inicio > Mundo marista > España: Dr. Joan Caballería i Pla


 

H. Henri Vergès
Beatificación
8 de diciembre

 

 



 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Brasil: Acción de gracias por la beatificación del H. Henri, en Curitiba

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

11 diciembre

Santos: Dámaso, Daniel, Leticia

Calendario marista - diciembre

Dr. Joan Caballería i Pla

 

Archivo: 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004

27/08/2012: España

 

Bajar Word - 100 kb (Español)

Fotos

Recuerdo y gratitud

El 27 de agosto de 2011 moría en Badalona, a los 89 años de edad, un distinguido exalumno marista: el Dr. Juan Caballería i Pla. Las limitaciones personales de aquel primer momento para recabar algunas informaciones y los traslados de residencia que he tenido que hacer han retrasado hasta esta fecha, en la que se cumple el primer aniversario de su muerte, la concreción escrita de este gesto de recuerdo. Hoy ofrezco esta pequeña semblanza como homenaje personal de gratitud a su persona, a su familia y a sus compañeros, también antiguos alumnos maristas, por la entrega generosa que hizo de su vida a la obra marista.

El Dr. Juan Caballería se ha distinguido en su vida por ser un exalumno marista que ha hecho historia junto a los hermanos maristas de Cataluña y a los integrantes de las Asociaciones de antiguos alumnos de la Provincia marista del mismo nombre. Esta plataforma inicial le permitió vivir grandes momentos de su vida en colaboración con la Federación Nacional de Asociaciones de antiguos Alumnos Maristas y con la Unión Mundial. El Dr. Caballería vivió los acontecimientos protagonizados por los antiguos alumnos acompañado por hermanos maristas, que como asesores o compañeros de camino, se hicieron presentes ofreciendo su apoyo y colaboración. En este recuerdo agradecido voy a destacar especialmente la figura del hermano Virgilio León por la particular relevancia que dio a los antiguos alumnos junto al Dr. Caballería.  

Hijo de Isidre Caballeria Vilà y de Llorença Pla Cornet, Joan nació en Badalona, en 1922. Su relación con los hermanos maristas se inició desde la más tierna infancia. Su formación primera la realizó como alumno marista en el Colegio Sagrado Corazón, situado en la calle Templo n. 19, de Badalona. El bachillerato lo hizo en el “Colegio La Inmaculada” situado en la Calle Valencia 370, de Barcelona, dirigido también por los hermanos.

En las páginas de la memoria Maristes, 100 anys per Badalona 1903-2003[1]se recoge el testimonio del propio Dr. Caballería. En ellas hace referencia a recuerdos de infancia, cuando acudía al colegio Sagrado Corazón. Son sus recuerdos de los primeros contactos que tuvo en su vida con los maristas. Allí conoció al hermano Bernabé, en su segundo mandato como director. De él dice que “los hermanos, los alumnos y el público conservan un recuerdo inmarcesible”. “Bajo el impulso de este hermano” se inició la Asociación de Antiguos alumnos del Colegio con el nombre de “Liga del Sagrado Corazón” con la que quedó inscrita en la Federación de Asociaciones Maristas.

La Asociación de antiguos alumnos del Colegio Sagrado Corazón, de Badalona, tuvo una vida floreciente desde sus orígenes; dejó de existir al estallar la revolución de 1936. Terminado el conflicto bélico, y establecida la paz en el país, la Asociación volvió a renacer y funcionar con la vitalidad que le proporcionaron los casi quinientos ex alumnos salidos de sus aulas.

Esta Asociación será la que acogerá como socio de número al Dr. Joan Caballería Pla. En su paso por la Universidad de Barcelona se tituló como médico, actividad a la que se dedicaría profesionalmente toda su vida. Contrajo matrimonio con Ana con quien compartirá su vidaAmbos procrearon una amplia familia numerosa.

Compatibilizando su actividad familiar y profesional con sus aficiones encontró tiempo para colaborar activamente con la Asociación de los antiguos alumnos de su colegio. Desde 1952 asume la función y servicio de Presidente de la Asociación y comenzó a dinamizarla con interesantes iniciativas. Durante sus mandatos se realizaron concursos de belenes, certámenes, exposiciones, catequesis en el barrio Manresà. Se promovieron bolsas de trabajo, becas, etc. con las que apoyaron a los hijos de familias menos pudientes. Participó en las celebraciones organizadas con ocasión de las grandes efemérides que vivió el colegio. Una de las más significativas fue la de las Bodas de Oro (1952-1953). Repitió como presidente en 1957 y en 1967.

Los hermanos, conscientes de la importancia de la ciudad de Badalona, consideraron que los locales de la Calle Templo, donde desarrollaban su actividad pedagógica, se quedaban pequeños para las necesidades escolares de Badalona y construyeron el nuevo colegio situado en la calle Dos de mayo. El Dr. Caballería, como Presidente de la Asociación de antiguos alumnos, cuando se iniciaron los trámites para la nueva edificación, constituyó un gran apoyo para esta iniciativa. Su deseo hubiera sido que el colegio llevara el nombre de los hermanos Bernabé y Julio, muy queridos y recordados en Badalona. Pero las autoridades provinciales maristas decidieron ponerlo bajo la protección de Marcelino Champagnat, recién beatificado (1955). El colegio comenzó a funcionar en los nuevos locales durante el curso 1957-1958.

 

El exponente industrial

Ya establecidos los hermanos y la Asociación de antiguos  alumnos en los nuevos espacios se hizo patente, en toda la ciudad de Badalona, e incluso más allá de su demarcación, la presencia de los antiguos alumnos de los maristas, a través del Exponente industrial, una feria de muestras de la actividad industrial de la ciudad, que puso de manifiesto el potencial de la industria de Badalona. La iniciativa y gestión del evento corrió a cargo de destacados antiguos alumnos miembros de la Asociación colegial durante un largo período de años. En reconocimiento a esta promoción de la ciudad, suscitada desde la Asociación de los exalumnos de los maristas, el Ayuntamiento de Badalona concedió, en 1971, la medalla de oro de la ciudad al Instituto marista, en reconocimiento a la labor desarrollada por los hermanos maristas y sus antiguos alumnos en favor de la ciudad.

El Dr. Caballería tuvo un protagonismo destacado en la promoción del Asociacionismo marista en la Provincia canónica de Cataluña marista como lo demuestran los hitos históricos que fue dejando en el transcurso de los años. Una idea, que fue tomando cuerpo entre las asociaciones de antiguos alumnos de Cataluña, fue la de reunir en un lugar de la Provincia a los representantes de las asociaciones de los antiguos alumnos. En ellas participaban los presidentes, los secretarios de las asociaciones y los hermanos asesores. Hasta 1964 estas reuniones se realizaron en Badalona, de cuya asociación partió la idea inicial. En la reunión del 9 de noviembre de 1964 se tomó la decisión de  convocar cada año la Concentración de antiguos alumnos el primer domingo después de Pascua.

A partir de esta feliz iniciativa se consolidó un capítulo largo de la historia de las Concentraciones maristas de Cataluña: Abadía de Montserrat (1962), Girona (1963), Sabadell (1964), Badalona (1965), Igualada (1966), Avellanes (1967), Llinars (1968), Mataró – Valldemía (1969), Rubí (1970), Badalona (1971)[2], Canet de Mar (1972), Planoles (1973), Avellanes (1974), Llinars (1975), Girona (1976), Rubí (1977), Caralps (1978, Llinars (1979).

El cronista de la época[3], tras cuya firma anónima se escondía la pluma del hermano Virgilio León, Provincial, con quien el Dr. Caballería colaboró intensamente en numerosas ocasiones, decía que estas reuniones permiten “desarrollar unas actividades conjuntas y coordinadas, a escala provincial”.

Acerca de la historia de estas reuniones, que tenían como finalidad “mantener un contacto íntimo entre directivas, asesores y otros miembros responsables de cada una de las Asociaciones”, el cronista destaca la originalidad de la iniciativa: “No podemos apoyarnos en antecedentes de otras regiones”, dejó escrito. Al mismo tiempo que se lamentaba de la dificultad generada por el inmovilismo de las estructuras de antiguos alumnos de instancias superiores: “Los estatutos federales se mantienen anquilosados, sin previsible fecha, de momento, para su puesta al día, como lógicamente busca hoy toda asociación”.

Estas iniciativas de la Provincia eran conocidas de los Superiores, que les dieron su aprobación. Y el cronista reconoce el peso de la figura del Dr. Caballería en la realización de este tipo de actividad: “Convocadas por don Juan Caballería -uno lo tenía que hacer, en nombre de todos, aunque no estuviera legislado- él ha sido -todos lo reconocen y se lo agradecemos- el mentor, cronista y pieza clave de estos encuentros”.

El hermano Virgilio, que conoció al Dr. Caballería ya en 1961, cuando fue nombrado director del colegio de Badalona,  deja constancia, en esta crónica de actividades, de la estrecha colaboración que ahora les unía a ambos en las actuaciones que realizaban conjuntamente: “Por su parte, el hermano Provincial, ha asistido a casi todos los encuentros, teniendo en cada caso, con antelación, un contacto directo con el señor Caballería, así como el acta de actividades para su aprobación”.

Esta colaboración no era algo esporádico, sino habitual y continuado: “Hoy, con la última reunión habida en Girona, Inmaculada, llegamos a la docena, en el transcurso de cuatro años y medio”. 

 

Las Asociaciones de padres de alumnos y las de antiguos alumnos

Un capítulo que interfirió en la organización de actividades colegiales fue la puesta en marcha de las Asociaciones de padres de alumnos que tuvieron que compartir cancha en cada colegio con las de los antiguos alumnos.

La revista Cataluña marista[4] recoge la trascendencia de las nuevas iniciativas introducidas en la pedagogía que afectaron al ritmo de actividades de las asociaciones de antiguos alumnos: “Salta a la vista la importancia que todas estas actividades paraescolares van tomando en torno a nuestras obras colegiales”.  Y reconoce que la disposición de los hermanos es de apertura: “Es notoria la apertura que nuestros hermanos van realizando en torno a estas actividades. Y no es para menos. Hoy ya no seríamos pioneros, al caminar por estos cauces”. Son conscientes de que “aún queda mucho por hacer, para que todos nos enrolemos en estas tareas, pero estas actividades van tomando cuerpo y, lo que más vale, cada día se ve con más claridad el matiz práctico y constructivo que deben tomar, como un complemento más y muy valioso de nuestros afanes educacionales y apostólicos”.

Ante estas novedades en la pedagogía quedó manifiesta la actitud de apertura y colaboración del Dr. Caballería y su asociación de antiguos alumnos de Badalona: “En el primer trimestre, nos llegó a todos la expresión real y sincera de la inquietud y aprecio que por nuestra obra sienten algunas asociaciones de antiguos alumnos. Canalizó esta vez admirablemente estos afanes, como en tantas otras, el dinámico Dr. Caballería, Delegado Provincial de los AA. AA. y Vocal de la Junta Federal. En aquella reunión habida en Badalona se lanzó una idea que acogida con calor y afán de servicio, va germinando y a no tardar dará su fruto. Fue el 23 de enero que nos sorprendió el primer contacto formal de las Directivas de los Padres de Alumnos, iniciativa que se apuntan una vez más los AA. de Badalona”.

La capacidad, la dedicación y el afecto que sentía el Dr. Juan Caballería por los Antiguos Alumnos y por la Institución marista le condujeron a implicarse en responsabilidades de la Federación española y participar y dinamizar los Congresos de antiguos alumnos tanto a nivel nacional, europeo y mundial.

Algunos hitos destacados de la vida del Dr. Juan Caballería en relación con los Antiguos alumnos son los siguientes: Presidente de Ademar Badalona (1952, 1957 y 1967); President de l’Associció Catalana d’Antics Alumnes Maristes (1964-1991); Presidente de la Federación Española de Antiguos Alumnos Maristas (1979-1987)[5]; Presidente de la Federación Europea de Ademar (1981-1985)[6]; Presidente de Ademar Cataluña / Federació Catalana d’Antics Alumnes Maristes (1992-1997)[7]. Se ofreció, “si no había otra solución” a asumir la Presidencia de la Unión Mundial de Antiguos Alumnos Maristas cuando en 1986 la Federación belga tuvo dificultades para pasar el testigo a otra federación y darle continuidad[8]. Durante sus mandato estas entidades han conseguido máximo esplendor, dejando en todas partes ejemplo de cordialidad, saber hacer y buena gestión.

 

La familia marista

Un capítulo especial de la actividad del Dr. Juan Caballería está relacionado con la reflexión y difusión de la idea de la familia marista apoyando las iniciativas del hermano Virgilio León.

El hermano Virgilio intuyó la realidad de la familia marista cuando participaba en el 16 Capítulo general (1967)[9], en Roma, como Provincial de la entonces Provincia marista de Cataluña apenas concluido el concilio Vaticano II. Estos dos acontecimientos, concilio y capítulo, ponen en evidencia ante los ojos del hermano Virgilio que “la Iglesia se define como la gran familia cristiana[10]” y que el Capítulo general marista ha sido “un concilio, en pequeño, de la gran familia marista”[11].  La experiencia de pertenecer a una gran familia integrada por personas nacidas al amparo del mismo carisma, unidas por la misma fe, pero que representan razas, lenguas y culturas diferentes, se le puso de manifiesto a través de la gran experiencia de encontrarse con los hermanos capitulares venidos al capítulo desde los cuatro puntos cardinales[12]:

En su reflexión posterior sobre ese regalo de la familia marista el hermano Virgilio encuentra cuatro grandes novedades:

1.“Un día, descubrí que hay un gran santo al que todos le llamaban padre[13].

2.“Descubrí pronto, muy pronto, que aquellos hombres que me habían recibido en su gran familia, tenían una madre singular, a la que amaban con delirio e invocaban realmente como a Madre, Patrona, Modelo y Superiora[14].

3. “También descubrí que en esta familia me habían nacido muchos hermanos[15].

4.En esta familia “todos formamos la misma categoría y tenemos los mismos derechos y nos repartimos fraternalmente la misma herencia”[16].

En estos cuatro enunciados se enumeran los principios fundamentales sobre los que se sustenta la nueva filiación, la cual confiere una identidad propia. Este don de la “nueva filiación”, este regalo de una familia espiritual, da origen a nuevas relaciones filiales con el padre y la madre de esta nueva comunidad de fe.  “Yo empecé a invocarle (a Marcelino) como tal. Y desde entonces, mi Padre Fundador, el Beato Marcelino Champagnat, ocupa un puesto distinguido en mi corazón”[17].  (…) “Tenían una madre singular, a la que amaban con delirio e invocaban realmente como a Madre, Patrona, Modelo y Superiora[18].

Virgilio es consciente que quienes nacen dentro de la familia marista quedan vinculados para “constituir una verdadera familia dentro de la familia de Dios”[19]. Ser familia marista implica acoger interiormente la exigencia evangélica de nacer de nuevo, de ser engendrado espiritualmente por el padre y la madre de esta nueva familia y ser acogido y reconocido por los hermanos que la integran. La familia marista es fruto de la fecundidad del espíritu. Virgilio intuye la familia marista como una comunión de personas nacidas de la fecundidad de un carisma recibido a través de María y de Marcelino.

La enumeración de los grupos de personas que integran la familia marista fue evolucionando con el tiempo en el pensamiento del hermano Virgilio a medida que iba madurando su intuición primera. Los primeros grupos de personas que el hermano Virgilio incluye dentro de la “gran familia marista”, son sus hermanos maristas y los seminaristas[20]. Poco después amplía esta acogida sucesivamente a los padres y madres de los hermanos maristas junto con sus familiares (hermanos, abuelos, primos, sobrinos)[21]. Poco tiempo más tarde, solamente han transcurrido unos meses, amplía el círculo de miembros que incluye en la familia marista a los antiguos alumnos y sus familias[22]. Impulsada por un profundo amor a Dios, a la Iglesia y al Instituto, el alma de apóstol del hermano Virgilio acoge en esta gran comunidad espiritual a todas las personas que se relacionan con los hermanos”[23].

La gran familia marista tuvo en principio una gran acogida y muchos se sintieron vinculados más al nombre de Maristas que al carisma marista. El Dr. Caballería, como muchos antiguos alumnos, padres de alumnos y simpatizantes de la obra marista sintonizaron con gran intensidad con esta intuición del hermano Virgilio y fueron expresando su adhesión de forma espontánea mediante la participación en numerosas manifestaciones convocadas bajo ese nombre.

El nombre del Dr. Caballería está vinculado como antiguo alumno protagonista en numerosas convocatorias de realizaciones hechas en nombre de la familia marista. En un artículo firmado por él en la revista Únitas escribió:

“Los seglares maristas, de manera progresiva y con el mayor entusiasmo nos integramos en la Obra Marista, pero para lograr la plenitud de nuestra actuación, precisamos del apoyo, aliento y colaboración de los Hermanos que integran el Instituto Marista. Tanto éstos como nosotros estamos obligados a seguir un camino previamente trazado, y cuyas directrices tienen que salir del diálogo hermanado entre ambos. Qué duda cabe que todo ello ha de representar un sacrificio para todos, pero las exigencias actuales obligan a que sea así. Si realmente queremos que nos integremos en una « familia marista ", es preciso que todos juntos, no solamente comulguemos con las mismas ideas, tal como venimos haciendo, sino que precisamos albergarnos en un mismo hogar”[24].

Además de algunas realizaciones citadas anteriormente hay que señalar el papel destacado que jugó el Dr. Caballería en los congresos de los antiguos alumnos maristas. Tuvieron especial resonancia los celebrados con convocatoria mundial, reunidos respectivamente en Lyon (1975) en el que el hermano Virgilio amplía la pertenencia a la familia marista a los educadores maristas; Atenas (1977), Cham (1980), Sevilla (1981) y Santiago de Chile (1982), donde expuso el fundamento carismático y teológico a la idea. Todos ellos fueron un instrumento de difusión de la intuición carismática del hermano Virgilio acerca de la familia marista. Esta gran intuición profética fue elemento dinamizador de casas de formación, comunidades maristas, provincia, obras apostólicas y asociaciones de antiguos alumnos. La reflexión sobre la familia marista la llevó Virgilio personalmente a los Capítulos generales del Instituto de 1967 y 1976 y vio sus frutos en el de 1985 con el reconocimiento oficial del Movimiento Champagnat de la Familia Marista.

Quiero destacar aquí el apoyo incondicional que ofreció el Dr. Caballería al hermano Virgilio con ocasión  del Congreso Europeo de Lyon (1974). porque supuso una actuación determinante para que la reflexión y difusión para que la propuesta del reconocimiento oficial de la familia marista avanzara sustancialmente.

 

El Congreso mundial de antiguos alumnos celebrado en Lyon

El hermano Gabriel Michel escribe, en una crónica del Congreso, estas palabras:Los trabajos del Congreso Mundial de Antiguos Alumnos Maristas se realizan en el ECAM , Escuela Técnica de los Hermanos de La Salle de Lyon.

Una se las tres ponencias suscita una serie de discusiones acerca de la nueva orientación de los Antiguos Alumnos, en el sentido de lanzar su inserción en terrenos más profundos y más en contacto con el interior de la Congregación Marista. Este documento presentado por la Federación Española, ofrecía algunas dificultades de interpretación y suscitó reacciones diversas. Sin embargo, con algunos retoques, resultó un documento muy serio, que será sometido a estudio de todas la Federaciones.

La ponencia que suscita dificultades de interpretación ha sido expuesta por el hermano Virgilio. Con sus argumentaciones, la profundidad de su pensamiento y la energía de su expresión ha logrado sensibilizar a los congresistas. Lo que propone este hombre es nuevo y hay que estudiarlo a fondo. Un primer esfuerzo de reflexión de los congregados permite llegar a unas conclusiones.

1. La Familia Marista está constituida por una comunidad de personas unidas por el mismo ideal, por idéntica espiritualidad y con una misma forma de acción, según el espíritu marista y para el cumplimiento de unos fines generales a proyectar en forma dinámica el carisma del Beato Marcelino, en bien de la Iglesia.

2. Este carisma de Marcelino se difunde a través del apostolado que realizan los hermanos. Los Antiguos Alumnos que se sienten atraídos por esta manera de ser, sentir y actuar, desean formar parte de la Familia Marista, no sólo siendo AA. AA. de derecho, sino como miembros de hecho vinculados a la obra que realiza la Congregación Marista.

3. Es por ello que solicitan de la Jerarquía Marista que se estudie la forma que los permita, en colaboración con los hermanos vivir las exigencias del carisma de Marcelino como medio de realizar un servicio a la Sociedad y a la Iglesia, dentro de una estructura de Apostolado seglar, pero identificados con la Institución Marista.

4. Los Antiguos Alumnos que desean formar parte de la Familia Marista reconocen y hacen suyos los siguientes postulados específicos:

a). Conducir la juventud a Cristo, formando buenos cristianos y honrados ciudadanos.

b). Llevar las almas a Jesús por María trabajando por darla a conocer y plasmando la vida de familia según el espíritu de Nazaret.

c). Programando cristianamente su actividad apostólica, con una atención especial a la juventud y principalmente a la más necesitada.

5. Los Antiguos Alumnos reconocen que la Familia Marista debe constituirse bajo el signo de la humildad de Nazaret, para cumplir el ideario de Marcelino, atenta siempre a las consignas de la Iglesia y de la Jerarquía Marista.

6. Por esto desean y solicitan de la Jerarquía Marista que se estudie, en las esferas mundial, regional y local, la posibilidad de esta Familia Marista, en sus aspectos jurídico institucional, como una realidad dinámica vinculada a la Congregación.

7. En esta línea solicitamos que se proceda, en colaboración con los hermanos, a realizar los estudios pertinentes, según las bases y conclusiones de esta Ponencia, para incorporar a la rama seglar, en especial a los Antiguos Alumnos, a los cuadros operativos del Instituto, en los campos que miran a la educación cristiana de la juventud.

8. Para hacer real esta incorporación, solicitamos igualmente de la Jerarquía Marista y en la medida que se estime oportuno:

a). Que se abra un diálogo entre las dos partes sobre este tema, animado desde el principio de la confianza y buen deseo de servir mejor a la Iglesia de hoy.

b). Que se lleve en colaboración un estudio sobre las formas de participación y asunción de responsabilidades, de acuerdo con los fines específicos de la Familia Marista.

c). Que se realice conjuntamente un estudio sobre la formación que convenga a los miembros de esta Familia Marista, en orden a vivir la espiritualidad de Marcelino y a realizar la tarea de acción cristiana que deseen asumir sus miembros.

9. LosAntiguos Alumnos desean que se tenga en cuenta, a la hora de estudiar el Estatuto, que uno de los medios primordiales de educación cristiana, según lo dejó consignado Marcelino, es la catequesis, más necesaria que nunca en nuestra sociedad en creciente descristianización.

10. Deseamos, como respuesta al carisma mariano del Fundador, que esta catequesis y en general toda la actividad de la Familia Marista vaya impregnada de Espíritu Mariano, según la doctrina emanada de la Santa Iglesia y del Concilio.

11. En el estudio que se realice sobre posibilidad de la Familia Marista, los Antiguos Alumnos deseamos que se tenga en cuenta:

a). La colaboración económica para poner en marcha las estructuras que faciliten la convivencia entre los miembros de la Familia, así como la formación específica y profesional que exijan las tareas asumidas.

b). Que se estudie el contenido de la mística y espiritualidad que han de vivir los miembros seglares que deseen pertenecer a la Familia Marista.

c). Que se conduzca su formación hacia la madurez cristiana, de modo que sus miembros lleguen a un compromiso de acción, de acuerdo con su carácter de militantes seglares y al servicio de la juventud y de la Iglesia.

12. Que se eleven a la Superioridad Marista este trabajo y sus conclusiones para que, en la medida que lo estime oportuno el Rvdmo. Hno. Superior General, sea considerado y estudiado por los miembros de su Consejo y del propio Capítulo General, en sus próximas sesiones.

13. Igualmente, una vez redactada en forma definitiva la Ponencia, con las aportaciones que se recojan en este Congreso, que sea publicada por la Presidencia de Francia, en el Boletín UNITAS y difundida de forma que pueda ser conocida y estudiada por todas las Federaciones y Asociaciones de Antiguos Alumnos.

14. En la medida de lo posible, los miembros de este Congreso se comprometen a proseguir este estudio y a dar a conocer la Ponencia, recabando igualmente la aportación de las Asociaciones de Padres de Alumnos yProfesores seglares que colaboran con los hermanos.

Dado en Lyon a 5 de julio de 1974.

 

Encuentro de antiguos alumnos en Badalona (Barcelona), Octubre 1975.

Las dificultades que se suscitaron en Lyon, a las que alude el hermano Gabriel Michel en su crónica, anteriormente aludida, dieron origen a una iniciativa nueva de los antiguos alumnos en apoyo del hermano Virgilio. Se acercaba la reunión del Capítulo general de los hermanos maristas y no se quería perder la ocasión de presentar esa ponencia a la consideración de los hermanos capitulares. El Dr. Caballería, en apoyo del hermano Virgilio y su ponencia, es el que decide tener un encuentro en Badalona para discutir sobre las dificultades aparecidas en el Congreso de Lyon.

La reunión de Badalona (Barcelona), que inicialmente se pensó como reunión de trabajo, llegó a ser considerada como un Congreso Internacional[25] oficial, por haber estado presentes los representantes de las Federaciones Europeas[26]. El objetivo principal de la sesión de trabajo fue la armonización de las proposiciones de las diferentes Federaciones sobre las "Conclusiones" del Documento de la Familia Marista. La discusión fue franca y prolongada, llena de buena voluntad, patente en el lenguaje de todas las comisiones. Se preparó una redacción final que mereció la aprobación unánime. Una copia fue enviada al Capitulo general”.

La Asociación de Badalona, con el Dr. Caballería al frente, corrió con el peso de la organización de este evento. Alain Planet, en su crónica, aparecida en Unitas, reconoció la eficacia de la Federación Española, que era la que defendía la ponencia. “La Asociación española, como siempre, fue un magnífico anfitrión. El espléndido alojamiento, los alimentos, los cómodos lugares de trabajo la visita al histórico Montserrat ,el delicioso banquete oficial, los regalos, los recuerdos para los delegados y la más cordial amistad y cortesía hicieron realmente del Congreso de Badalona (Barcelona) un acontecimiento inolvidable”[27].

 

Afiliado al Instituto

El Instituto marista, al reconocer la valiosa dedicación del Dr. Caballería a la obra marista, le nombró afiliado al Instituto, máxima distinción personal que otorga esta institución. “El hermano Provincial entregó al Dr. Caballería el “Diploma de Filiación al Instituto”, en prueba de gratitud a las constantes muestras de adhesión a nuestra querida Congregación durante los 10 años de su activa presidencia”[28].

Podría añadir algunas referencias más sobre el apoyo cordial y comprometido que el Dr. Caballería dio con su presencia, sus actitudes y sus palabras a la intuición de la familia marista.  Entre ellas habría que destacar lo ocurrido en el Congreso de Sevilla (1981), en el que se cantó en la misa, como si fuera primicia, la canción de Kairoi  “Familia marista” que comienza con aquellas palabras: “Amaos como yo os he amado”. En ese Congreso el hermano Paul Sester afirmó públicamente ante todos los presentes reunidos en asamblea que “la idea de familia marista es española”. El Dr. Caballería estaba presente y recogió estas palabras con gratitud.

Cierro aquí este aporte personal como homenaje al Dr. Caballería deseando que su ejemplo de vida sea semilla fecunda en los campos del Señor de la historia. Algunos de los rasgos subrayados los pude comprobar personalmente durante el tiempo que fui asesor de los antiguos alumnos de Cataluña. Durante ese período pude experimentar su colaboración desinteresada y eficiente. Doy gracias a Dios de haber conocido y vivido con tan excelnte persona. Descanse en paz.

_______________________

H. AMEstaún



[1]Juan J. Moral Barrio, Maristes, 100 anys per Badalona 1903-2003, Edelvives, Zaragoza 2003, p. 37 y 38.

[2]X CONCENTRACION MARISTA DE CATALUÑA

Como todos saben nos aprestamos a celebrar la Concentración anual de la gran familia marista de Cataluña. Hermanos, Profesores, Alumnos, Padres de Alumnos, Antiguos Alumnos y simpatizantes de la obra marista tenemos una cita, una nueva oportunidad de confraternizar, de intensificar los lazos de amistad con cuantos de alguna manera especial nos sentimos solidarios.

La Concentración de este año será LA DÉCIMA, número de por sí elocuente ya que supone mucho tesón, constancia, programación y capacidad de aunar ideas.

Los iniciadores de estas concentraciones bien merecen la gratitud de todos por su incuestionable éxito durante esta década. Cada una de las concentraciones ha sido una manifestación pública y solemne de espíritu cristiano y del amor a la Virgen María que se aprenden en las aulas maristas, todas han sido concentraciones de hermandad, de fraternidad y sana alegría.

Su evolución se ha mantenido en una tónica de regularidad en cuanto a la programación de los actos fundamentales de la misa, el festival folklórico y la comida de hermandad. La participación de los colegios, sin ser masiva, ha sido general. Algunos, quizá, las han considerado como cosa de los Antiguos Alumnos, cuando en realidad, si ellos son los promotores, van destinadas a los colegios y familias.

Para la nueva década es de prever una participación cada vez más preponderante de las Asociaciones de Padres de Alumnos de los Colegios.

El hecho de celebrar esta décima Concentración en Badalona se debe a las dificultades que este año encontraban para organizarla las Juntas que todavía no se han encargado, y a que se daba la circunstancia de que el Excmo. Ayuntamiento de la Ciudad de Badalona ha concedido la MEDALLA DE ORO de la Ciudad al INSTITUTO MARISTA, en reconocimiento a la labor desarrollada por los Hermanos Maristas y sus Antiguos Alumnos en favor de la Ciudad.

El domingo, 6 de junio, fiesta de nuestro Beato Padre Fundador es una fecha muy adecuada para tributarle un devoto homenaje

[3]Cataluña maristaVol. III, enero 1970, n. 21 p. 18 y 19

[4]Cataluña marista1971 n. 2 p. 36

[5]ActaAsamblea General Ordinaria del 25 de marzo de 1979. Elección como presidente.
Acta 24 de mayo de 1987. Deja el cargo de Presidente. A partir de 1988 es nombrado Presidente de Honor de la Federación Española. Consulta hecha en el Archivo del Monasterio de Santa María de Bellpuig de Les Avellanes.

[6]Como representantede la Federación Española ocupa la presidencia de la Federación Europea de Antiguos Alumnos Maristas desde el Congreso de Sevilla hasta el Congreso de Cham (Alemania). Por lo tanto desde 1981 a 1985. Consulta hecha en el Archivo del Monasterio de Santa María de Bellpuig de Les Avellanes.

[7]Datos extraídos del libro de actas de la Junta de FCAAM 1992-1997. El 22 de febrero de 1997 es sustituido en la presidencia por Ramon Besora.

[8]El 20 de marzo de 1987, tras la solicitud del Sr. Roger Schnitz, presidente saliente de la Unión Mundial, que no encuentra una Federación que asuma la presidencia, el hermano Charles Howard, Superior general, decide junto con su Consejo, en virtud de los Estatutos, poner fin a las actividades  de la asociación y de entregar los archivos a la Casa general de Roma; estos archivos llegaron en noviembre de 1987. (Actas del Consejo general Vol. 14, p. 1 y 28).

[9]La intuición acerca de la familia marista que vivió el hermano Virgilio se enmarca dentro de una experiencia de celebración y fiesta por el 150 aniversario de la fundación del Instituto. Esta efemérides le ayuda a descubrir que la familia marista que intuye es la continuación de aquella familia de La Valla, fruto de la fecundidad del carisma marista.

[10]Virgilio León, Familia Marista, diciembre 1967, p. 2. Ver Antonio Martínez Estaún, Hermano Virgilio León, marista rebelde. Imprenta Leridana, Lleida 1992, p. 560

[11]Ídem.  p. 560

[12]“Ningún Capítulo habrá visto tan gran número de capitulares: 61 de derecho y 94 de elección. Además, algunos países o ciertas razas estarán representados por rimera vez. A los hermanos chinos, presentes en las dos asambleas capitulares precedentes, se van a juntar un hermano cingalés y un hermano malgache”. L’oeuvre de nos Chapitres Généraux.Bulletin del’Institut, T 27 (1966-1967) p. 645.

[13]Ídem.  p. 553

[14]Ídem.  p. 553

[15]Ídem.  p. 554

[16]Ídem.  p. 554

[17]Ídem.  p. 553

[18]Ídem.  p. 553

[19]Virgilio León, Familia Marista, junio 1968. Se publica simultáneamente con el n. 3 dedicado a los padres de los hermanos. Ver Antonio Martínez Estaún, Hermano Virgilio León, marista rebelde. Imprenta Leridana, Lleida 1992, p. 595

[20]En esta familia “todos somos hermanos. Los mayores para con vosotros los benjamines del seminario. Hermanos míos en el espíritu, en María y Champagnat, son tus familiares, y los míos lo son para los demás”. Ídem.  p. 554

[21]“Sí, con inmenso gozo, Familia Marista para vosotros, como lazo material, símbolo del espiritual que siempre ha existido y que desde ahora voluntariamente queremos reforzar entre nosotros, los hermanos y todos nuestros familiares”. Virgilio León, Familia Marista, febrero 1968, n. 1, dirigido a los padres de los hermanos, p. 3. Ver Antonio Martínez Estaún, Hermano Virgilio León, marista rebelde. Imprenta Leridana, Lleida 1992, p. 592. Para dirigirse a este grupo de una forma más personalizada manda editar un suplemento de la revista Familia Marista dedicado ex profeso a ellos: “Hoy, queridos padres y familiares de todos los hermanos de la Provincia de Cataluña, nace para vosotros Familia Marista”. Virgilio León, Familia Marista, febrero 1968, n. 1, dirigido a los padres de los hermanos, p. 3. Idem. p. 591. Este “nacimiento” alude a un complemento de la revista Familia Marista dedicado ex profeso a los padres de los hermanos. Estos añadidos a la estructura de la revista original ponen de manifiesto cómo fue creciendo poco a poco la idea de quiénes integraban la familia marista y cómo se fue difundiendo.  “Para llevaros, a vosotros, padres y madres de nuestros hermanos que aun vivís, el consuelo, la alegría de sabernos miembros con todo derecho de nuestra Familia Marista:

-a vosotros, hermanos de la familia con quienes hemos compartido las alegrías del mismo hogar, el consuelo de participar también de nuestras cosas.

-a vosotros, abuelos que aun vivís, algo de la riqueza de nuestra herencia religiosa;

-a vosotros, primos, sobrinos, una participación en el tesoro que nos prometió el Señor que nos ha elegido”. Idem. p. 592. “Sois, con todo derecho, miembros de nuestra familia, que pensamos y rezamos por vosotros todos los días, que os queremos más vinculados a nosotros disfrutando de todos los bienes espirituales de la Congregación” Ídem.  p. 591.

[22]“En este todos, nos encontramos los hermanos mayores y los benjamines de la casa, sus y nuestros familiares, nuestros alumnos y antiguos alumnos y las familias de unos y de otros”. Virgilio León, Familia Marista, diciembre 1967, p. 2. Ver Antonio Martínez Estaún, Hermano Virgilio León, marista rebelde. Imprenta Leridana, Lleida 1992, p. 561

[23]“Con el correr de los años han sido miles y miles los que han pertenecido a su familia, sintiendo que el amor, la devoción al Padre común, ha sido el nexo de unión, el secreto de un excelente espíritu de familia. … Hoy son más de medio millón de almas entre alumnos, antiguos alumnos y sus familiares, seminaristas, hermanos y sus familiares, los que seguimos sintiendo nuestra vida de familia con ese carisma de amor sencillo, natural, delicado que labra la felicidad y bienestar en todas nuestras casas”. Virgilio León, Familia Marista, junio 1968. Se publica simultáneamente con el n. 3 dedicado a los padres de los hermanos. Ver Antonio Martínez Estaún, Hermano Virgilio León, marista rebelde. Imprenta Leridana, Lleida 1992, p. 595

[24]Únitas T 4, 1972, n. 38 p. 31

[25]El hecho de estar presentes los representantes de las Federaciones Europeas no le concede categoría estatutaria de “mundial”; en todo caso sería un nuevo Congreso europeo de Antiguos Alumnos Maristas. El hecho de que el redactor del texto le haya atribuido a esta reunión el doble carácter de “internacional” y de “oficial” significa la importancia que se le dio, manifestada también por la rapidez con que se organizó y llevó a cabo una nueva convocatoria de esta envergadura. La reunión inminente del Capítulo general actuó como estímulo. Tenían que entregar las conclusiones a los capitulares para que las estudiaran y pudieran hacer una propuesta al Capítulo sobre “la familia marista”.

[26]Se contaron entre los asistentes el Presidente Europeo, señor Roger Schmitz, el Asesor general, Hermano Gi1bert Jooss y el Hermano Teofilo Martínez, consejero general.

[27]Las palabras son de Alain Planet, recogidas en la revista Únitas, Tomo 5, 1975-1978, n. 44-47

[28]Cataluña - LevanteVol. 2 enero 1966, n. 56 p. 1165


Joan Joan Joan
Assemblea A.A Assemblea Fed Espanyola-Bcn
Hnos Silverio y Simón
Assemblea Fed Espanyola-Bcn
Hnos Silverio-Simón
Joan Joan Joan
Colegi Sagrat Cor 1958 Corpus carrer Temple16-06-60 Dia antic alumne 1960
Joan Joan Joan
Dia Antic Alumne 1-10-61
Restaurant Maricel
Dia Antic Alumne A 1-10-61
Sala actes colegi
Dia Antic Alumne Sagrat Cor
16-11-58
Joan Joan Joan
Dia del Antic Alumne
Pati Sagrat Cor -1959
Guanyadors Concurs Escolar
19 feb1961
Hno Angel Soci d'Honor
29-01-61
Joan Joan Joan
Visita Casa d'Amparo Santa Llúcia
5 abril 1959
I Exponente 25 setembre 1960 Inauguracio col.legi Champagnat
6juny1960
Joan Joan Joan
Rep. premis Cine Nou
1960
Verge de Fàtima - 1960
Col. Champagnat
Visita a St Cugat
15 gener 1961
  Joan  
  Visita Caves Parxet  

382 visitas