Home > Marist World > Guatemala: La Tormenta Stan: Boletín Informativo de la Fundación Marista Fundamar - Provincia de América Central

 



Wherever you go

Rule of Life of the Marist Brothers


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Spain: Ad hoc commission on the Global Network of Marist Schools - Guardamar

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

7 December

Saint Ambrose

Marist Calendar - December

La Tormenta Stan: Boletín Informativo de la Fundación Marista Fundamar - Provincia de América Central

 

Archive: 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004

20/10/2005: Guatemala

 


1. STAN: Vulnerabilidad provocada
Centroamérica está nuevamente de luto y otra vez son las personas más pobres quienes deben sufrir las consecuencias más graves de lo que sucede. E indigna grandemente porque, además, es una historia que de alguna manera ya habíamos visto en ocasiones anteriores. ¿La historia se repite? ¿O repetimos la historia?.
BoletínAunque nadie puede predecir totalmente los comportamientos de la naturaleza (y eso que cada vez hay más claras advertencias sobre lo que estamos provocando en los diferentes ecosistemas), sí podemos afirmar que la vulnerabilidad de nuestras sociedades es, de alguna manera, provocada. Provocada en buena medida por las negligencias de la clase política que tiene a su cargo el servicio de las y los habitantes de estos países. Provocada por la falta de oportunidades de las personas más pobres que se ven obligadas a vivir en condiciones indignas. Provocada por nuestra complicidad al dejar que las estructuras viciadas se nutran y permanezcan. En una entrevista radial realizada en la zona del Bajo Lempa en El Salvador hace unos días, un campesino decía: “la culpa no es sólo de las lluvias sino también de los gobiernos que después de siete años no han respondido a nuestra petición de hacer muros en las orillas del río”.
La situación después del paso de la tormenta Stan es muy dolorosa. Dos deslaves en Guatemala han elevado el número de víctimas mortales más allá de lo esperado y han sido las imágenes más vendidas en el mercado mediático. Sin embargo en medio de la tragedia se multiplican gestos hermosos de solidaridad y miles de personas prestan su ayuda en tareas de rescate o contribuyen con pequeñas o grandes cosas que puedan aliviar la pena de sus hermanas y hermanos (y lastimosamente también hay acciones repudiables que logran infiltrarse en medio de los gestos de generosidad popular).
En estos días la emergencia es la prioridad. De eso no hay duda (aunque en el caso de Guatemala la señora Menchú nos ha recordado que esta emergencia debe ser atendida teniendo muy presente la multiplicidad étnica y cultural). Pero debemos ser muy conscientes de que hay que ver más allá de la emergencia. Gracias a Dios el primer impacto moviliza grandes cantidades de ayuda, pero la reconstrucción es un período igualmente crítico al que también hay que prestar un gran cuidado. Y en ese momento habrá que poner todo nuestro empeño para ejercitar una responsabilidad ciudadana que nos haga buscar respuestas duraderas a los pilares de la vulnerabilidad provocada y no soluciones ligeras que preparen el mismo escenario para la siguiente catástrofe.
Nuestro dolor no puede encerrarnos en nosotras o en nosotros mismos en esta época en que nos sentimos cada vez más parte de una familia humana global. Queremos tener una plegaria especial y un recuerdo solidario hacia las miles de personas afectadas por el terremoto que afectó recientemente Pakistán, Afganistán e India. Las dimensiones de esa tragedia son enormes. Ha muerto una cantidad de personas que equivale a la mitad de la población de Centroamérica. Ojalá que, como nosotras y nosotros, no pierdan la esperanza en medio del sufrimiento.

2. El paso de Stan por El Salvador: Un recorrido por las comunidades y obras maristas.
Una toma de contacto el fin de semana pasado presentaba esta panorámica:

Liceo San Luis (Santa Ana).
No se reportan muertes o daños en las familias que pertenecen a la comunidad educativa, ni por la erupción del volcán Ilamatepec (ocurrida el 1 de octubre en horas de la mañana) ni por las lluvias asociadas al paso del huracán Stan en la región. Tampoco se reportaban pérdidas o daños en las escuelas atendidas por el Liceo en su plan de acción social. Hermanos y docentes se organizaron para llevar alimentos y cosas útiles a albergues de la ciudad.

Colegio Champagnat (Santa Tecla, La Libertad)
Tampoco hay daños entre las familias de la Comunidad Educativa. Hermanos, docentes y estudiantes se han organizado para ayudar a paliar las necesidades de algunas comunidades que fueron beneficiadas con proyectos realizados gracias a la colaboración entre nuestra provincia y la ONG marista SED, como el cantón Las Victorias (La Libertad) o la comunidad Guadalupe en San Julián (departamento de Sonsonate). No tenemos información actualizada sobre la situación en estas comunidades.

Villa Madrid (Jardines de Colón, La Libertad)
No se reportan daños serios en esta comunidad en la que se construyó recientemente un centro escolar. Sin embargo, familias de algunos sectores aledaños a la comunidad y que pertenecen también al municipio de Colón han sido muy afectadas por las lluvias.

Centro Escolar “San Antonio” (Ateos, La Libertad)
El municipio de Ateos se ha visto seriamente afectado por el temporal. La parroquia organizó al menos tres albergues que acogieron a más de mil personas. Nuestra escuela acogió también a algunas familias cuyas viviendas corrían el riesgo de inundarse y en ella se instaló la cocina para uno de los albergues. Con la disminución de las lluvias el fin de semana pasado muchas familias comenzaron a regresar a sus casas. La directora y los hermanos han estado colaborando activamente en la ayuda a las personas afectadas.

Talnique (La Libertad)
Las lluvias cortaron la comunicación terrestre con el centro del municipio. Estuvieron al menos seis días incomunicados (ver artículo aparecido en el periódico La Prensa Gráfica: http://www.laprensagrafica.com/lluvias/320907.asp) y los alimentos han escaseado. Hay algunas viviendas en serio riesgo debido a que el agua socavó los terrenos en los que están edificadas. Los hermanos han estado movilizando recursos para prever la atención de las necesidades más apremiantes y están en estrecha comunicación con el gobierno municipal el lugar. El sábado todavía esperaban que el acceso al pueblo fuera posible para llevar alimentos y materiales.

Liceo Salvadoreño (San Salvador)
No se reportan daños entre las familias de la Comunidad Educativa. Se han organizado colectas para enviar a centros de atención de personas damnificadas.

Escuela San Alfonso (Mejicanos, San Salvador)
Fueron afectadas por las lluvias muchas de las familias de estudiantes de la sección vespertina que viven en zonas con recursos muy limitados. La parroquia organizó cinco albergues que atendieron a más de doscientas personas que estaban en riesgo. Los hermanos se involucraron activamente en la atención a las personas damnificadas junto con las hermanas del Santo Ángel y los padres franciscanos que dirigen la parroquia. Uno de los albergues se situó en nuestra escuela. Con la disminución de lluvias del fin de semana muchas personas comenzaron a regresar a sus casas y el albergue de la escuela se cerró, aunque la colaboración con la parroquia permanece.

Instituto Católico de Oriente (San Miguel)
Las familias de la comunidad educativa no han sido afectadas, sin embargo se organizó una colecta para apoyar, a través de la Cruz Roja, a familias de otras localidades que han buscado refugio a causa de las lluvias.

Cooperativa Santa Anita (Cuscatlán)
No se han reportado daños entre los pobladores de esta comunidad que durante mucho tiempo ha sido apoyada en distintos proyectos relacionados con su caminar comunitario. Durante unos días estuvo cerrado el acceso a través de la carretera principal que conecta con San Salvador, pero el problema ha sido ya resuelto.

3. El paso de Stan por Guatemala: Un recorrido por las comunidades y obras maristas

Liceo Guatemala (Guatemala)
No se reportan daños entre las familias de la Comunidad Educativa. Se organizó una colecta para enviar a centros de atención de personas damnificadas.

Escuela Marista (Guatemala)
No se reportan daños a las familias de la Comunidad Educativa a pesar de que muchas y muchos de los estudiantes habitan en zonas de riesgo.

Instituto Técnológico K’iche’ (Chichicastenango)
No se reportan daños entre las familias de la Comunidad Educativa y en el municipio han sido afectadas sólo algunas comunidades. No hubo posibilidad de llegar por vía terrestre durante un par de días y la comunicación telefónica ha sido deficiente pero no hay daños serios qué lamentar.

Liceo Coatepeque (Quetzaltenango)
No ha habido daños entre las familias de la Comunidad Educativa, sin embargo nuestro centro educativo está ubicado en una de las zonas que ha sido más seriamente afectada por las lluvias. El Liceo fue habilitado para acoger entre 250 y 300 personas luego de que otros albergues llenaron su capacidad. La escasez de alimentos es un problema muy serio debido a que ha sido prácticamente imposible llegar por vía terrestre. Datos no oficiales estiman en unos 12 mil las personas que permanecen en los albergues y eso hace más crítica la situación.

Hermanas Maristas de Champagnat (Santa Marta, Chinautla)
La comunidad de Hermanas vive en una zona donde muchas de las edificaciones están en terrenos de riesgo. No ha habido daños serios ni pérdidas humanas entre las comunidades que son atendidas pastoralmente por ellas. Sin embargo si las lluvias persisten habrá que prestar mucha atención a las condiciones del lugar.

Hermanas de la Sagrada Familia (Uspantán)
La zona de Uspantán no ha sido afectada seriamente por las lluvias. Las hermanas se encuentran bien y no se reportan daños en las comunidades que ellas atienden y en los que se han gestionado proyectos de desarrollo social y educativo en años recientes.

Colonia Juan Gerardi (San Pedro Ayampuc)
BoletínLa población de la colonia se encuentra bien. Las lluvias sólo han hecho difícil el acceso hasta allá pero el transporte nunca dejó de funcionar.

Aldea El Refugio (Chimaltenango)
Las lluvias tampoco han causado daños serios en esta comunidad a la cual se apoya educativamente desde hace unos años. El acceso principal hasta la comunidad ha sido difícil pero la comunicación no se ha visto interrumpida.

4. Cifras oficiales de los daños en los países centroamericanos

GUATEMALA
Los informes oficiales de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) del 9 de octubre señalaban: 652 muertos, 99 heridos, 384 desaparecidos, 133 mil 912 personas afectadas, 93 mil 893 personas albergadas, 5 mil 225 casas dañadas, 1298 viviendas destruidas, 421 comunidades afectadas, 316 planteles educativos afectados.
Los números podrían ser mucho más elevados. Las tragedias más grandes y que han tenido mayor cobertura mediática a nivel internacional se localizan en Santiago Atitlán (Sololá) y en Tacaná (San Marcos), donde hubo severos deslaves que sepultaron a centenares de personas. Datos iniciales señalaban unas 1,400 víctimas en Sololá, pero podrían no ser tantas. Las informaciones no oficiales en estos momentos de emergencia son solamente estimativas.
A pesar de las cifras oficiales, el vicepresidente de Guatemala afirma hoy en publicaciones periodísticas (10 de octubre) que el número de personas damnificadas podría acercarse a los tres millones y medio.

EL SALVADOR
Las cifras oficiales al 9 de octubre reportaban 69 personas fallecidas y 71 mil 461 personas atendidas en 537 albergues abiertos en todo el territorio salvadoreño. Las cifras más altas de personas afectadas corresponden a los departamentos de La Libertad y San Salvador. (Fuente: La Prensa Gráfica).

NICARAGUA
Ninguna de nuestras comunidades educativas ha sufrido daños.
Según el último reporte oficial de daños, las lluvias provocadas por el huracán Stan han dejado 2 mil 369 personas afectadas y 798 evacuadas en 13 centros de albergue, más tres fallecidas. Los daños materiales suman 349 casas anegadas, 13 destruidas y 50 semidestruidas.
Aunque Nicaragua ha sido el país centroamericano menos impactado por las lluvias de las últimas semanas, en algunos albergues se han reportado problemas por el acecho de delincuentes y la preparación de alimentos para muchas personas. (Fuente: La Prensa, 10 de octubre)

COSTA RICA
Ninguna de nuestras comunidades ha sufrido daños. La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (C.N.E.), en un informe actualizado al 6 de octubre cuantificaba así los daños: Provincias afectadas, 6; cantones afectados, 40; personas fallecidas, 1; albergues abiertos, 16; personas movilizadas, 1074; personas albergadas, 685; en casas de familiares, 389; comunidades afectadas, 459; comunidades aisladas, 27; viviendas afectadas, 550.

5. Comunicado del Consejo Provincial
Hermanos Superiores de Comunidad, Hermanos Rectores y Directore, Hermanos todos. Directivos Laicos y Miembros de las Comunidades Maristas y Obras Apostólicas.
Estimados Hermanos y amigos:
BoletínCon espíritu solidario, presentamos al Señor a tantas personas que en Centroamérica han sufrido y sufren las consecuencias de los últimos fenómenos naturales, y que han ocasionado la pérdida de vidas humanas y propiedades, especialmente en áreas vulnerables de Guatemala y El Salvador.
El Consejo Provincial, en su reunión de hoy, ha aprobado algunas líneas de acción para atender de manera inmediata y a largo plazo la actual situación de emergencia y calamidad pública que se vive en varias áreas de nuestros países:

Sobre la ayuda inmediata y urgente:
Que las comunidades y obras provean ayuda inmediata de víveres, agua y ropa a las necesidades de primera instancia que puedan identificar. Si existen comunidades que no disponen de los fondos para esta ayuda inmediata y urgente de víveres, agua y ropa podrán abocarse con FUNDAMAR para obtener los fondos necesarios y evaluados.
La Provincia proporcionará fondos según la necesidad.

Sobre la ayuda a mediano y largo plazo:
Que se promueva una campaña de solidaridad para la recogida de fondos y otras ayudas en los diferentes centros, que incluya actividades de reflexión con estudiantes y docentes.
Que los fondos recogidos sean canalizados a través de FUNDAMAR para el estudio de posibles proyectos de solidaridad con las personas afectadas. A estos fondos se unirán fondos de la Provincia según necesidad.
Agradecemos y animamos a los Hermanos y Laicos que ya han emprendido acciones de solidaridad para llevar alivio a quien lo necesita y ofrecer refugio a los indefensos.
Esperamos, Hermanos y amigos de la familia marista, que este gesto, aunque pequeño, exprese nuestro compromiso cristiano y alcance a quienes más lo necesitan.

6. Para ayudar
Agradecemos a todas las personas de las distintas comunidades educativas los esfuerzos hechos para ayudar en estos momentos de emergencia y esperamos que puedan organizarse iniciativas más adelante, cuando la novedad noticiosa haya pasado y las comunidades se enfrenten a la dura tarea de reconstruir lo perdido. Las comunidades maristas y la Fundación Marista estarán atentas para organizar y apoyar esos esfuerzos de reconstrucción en las zonas más dañadas.
Agradecemos también enormemente las muestras de solidaridad que hemos recibido de diferentes maneras y a través de distintos medios de parte de familiares, amigas y amigos de España. Su presencia y apoyo en estos momentos es reconfortante. Y ante los ofrecimientos recibidos para ayudar a las personas y comunidades afectadas hemos acordado con la ONG marista SED utilizar la siguiente cuenta:
Cuenta a nombre de “Solidaridad, Educación, Desarrollo” o solo “SED” en el Banco Popular Español.

Concepto del depósito: “Emergencia Centroamérica.
El número de la cuenta es: 0075-0125-45-0600820091.

802 visits