Home > Marist World > Mozambique: Carta de Verónica Rubí, misionera laica en Mozambique

 


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Italy: General Councils of the Marist Brothers and the Brothers of La Salle

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

19 September

Our Lady de la Salette
Saint Januarius

Marist Calendar - September

Carta de Verónica Rubí, misionera laica en Mozambique

 

Archive: 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004

18/02/2008: Mozambique

 

Queridos hermanos y laicos:

Quienes estuvimos en el Retiro de enero en la Villa Marista de Mar del Plata, tuvimos la gracia de escuchar el último día el testimonio de Verónica Rubí, una joven marplatense que ya lleva más de tres años en Mozambique como misionera laica enviada en forma conjunta por la Diócesis de Mar del Plata y por nosotros los maristas de Cruz del Sur.

Así como les hago llegar el testimonio de nuestros hermanos Ernesto e Hilario que están en misión ad gentes, quiero también hacerles partícipes de las vivencias de Verónica en una zona particularmente pobre y necesitada de Mozambique en la que brinda con mucho entusiasmo su presencia misionera.

Verónica tiene un corazón muy eclesial y muy marista. También se siente muy argentina y muy marplatense. Por ello, les invito a recordarla en la oración y a brindarle también el apoyo afectivo que pueden hacer realidad a través de algún email de aliento. Su correo electrónico es el siguiente: rubivero@hotmail.com

Su testimonio puede alentar sin duda la vocación misionera de nuestros alumnos mayores y de nuestros exalumnos y exalumnas. Quienes los tienen como destinatarios de sus desvelos apostólicos, la pueden poner como ejemplo de un proyecto de vida que se juega por Cristo y su Evangelio.
Un abrazo y que disfruten de la carta de Verónica.

H. Demetrio



Chicualacuala, viernes 15 de febrero de 2008

Querida Familia:

Les escribo con un poco más de tiempo, tranquilidad y serenidad, ya desde Chicualacuala... feliz por haber llegado a casa, muy bien de salud, con todas las cosas y sin mayores dificultades... Historias para contar de aeropuertos y viajes hay muchas, pero todos los “obtáculos” fueron superados con éxito para poder dar gracias a Dios, y seguir confiando en su providencia.

A Chicualacuala llegué el sábado 9 a la noche, y encontré todo de buena manera, tanto la comunidad de creyentes como mi casa. La Mamá Amelia se ocupó de llegar de vez en cuando para abrir, barrer el patio y darle de comer a Xilutla (nuestra perra guardiana).

Quiero contarles tres alegrias de este tiempo: la primera es el motivo por el cual volví a la ciudad y me puedo comunicar con ustedes, sin haber pasado ni una semana de mi llegada a Chicualacuala. Este domingo 17 va a hacer su primera profesion religiosa, la joven Ornelia Alfredo Mondlane, que pertenece a nuestra comunidad de San Cristóbal de Chicualacuala, en la congresación de los Siervos de Maria. Su SI es todo un signo por lo que significa ser la primera vocacion religiosa en nuestra zona norte. Allí estaremos presentes con un grupo de personas de la comunidad.

La segunda alegría para compartirles es la concreción del encuentro de dos necesidades, y les explico el porqué: ustedes saben que vivo en una casa de material -del tiempo de los protugueses- que tiene un cuarto y baño independientes. A fines del año pasado conversando con el animador del núcleo de Malonguete, el Papá Refiase, me transmitió la preocupación por su hijo mayor, Ernesto de 19 años, que terminaba 7º grado en la aldea vecina y devería ir a vivir a Chicualacuala para poder seguir estudiando... Después de pensarlo con Ignacio y hasta presentarle el caso al Obispo, le hablamos de la posibilidad de venir a vivir en casa, en aquel cuarto independiente... La respuesta la encontré a mi regreso cuando Ernesto llegó a casa con intención de traer sus cosas... je, je!!. Ahora estamos desocupando el cuarto que tiene de todo y más y vamos a pintarlo para que él se pueda instalar.

Es una alegría, no sólo por tener una persona de confianza en casa, sino por saber que es dar una posibilidad a un hermano que de otra manera le resultaría mucho más difícil el estudio.

Y la tercera alegría es que en esta próxima Vigilia Pascual nuetra Comunidad de San Cristóbal va a celebrar 11 bautismos (3 abuelas, 1 adulto, 6 adolescentes y 1 beba)... ¡¡Algo inédito!! Es en el único momento del año que se realizan bautismos, y ya hace algunos años que no teníamos... Va a ser una verdadera fiesta.

Con toda esta vida es que me quedo en comunión con ustedes, pidiéndoles que recemos mucho por nuestros hermanos de Mozambique y toda la misión de la Iglesia.

Recuerden que me gusta y me hace mucho bien recibir unas líneas sabiendo cómo estan cada uno de ustedes, cómo van sus vidas.

Sepan que los llevo en el corazón.

Un abrazo fuerte.

Vero

543 visits