Inicio > Biblioteca > Nuestra Señora, patrona > Nuestra Señora del Quinche

Sínodo sobre los jóvenes

 


 



 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Colombia: Asamblea de hermanos in Cali

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

15 octubre

Santos: Teresa de Jesús,Severo, Tecla

Calendario marista - octubre

Nuestra Señora del Quinche

 

Patrona del Ecuador

Una de las características que suelen repetirse en las apariciones de la Virgen es que suele hacerlo para consolar al pueblo de Dios. Así, los males que sufre el pueblo que peregrina por este valle de lágrimas hasta el definitivo Reino del Padre, encuentran consuelo en los ojos y en el corazón de María y muestra, con tal forma de ser, su extremada bondad.Así pasó, por ejemplo, en Guadalupe (México), ya contemplada ene esta serie, la Virgen Santísima se apareció al indio San Juan Diego; Nuestra Señora de Coromoto (Venezuela), ya contemplada en esta serie, al cacique de la tribu Coromoto; Nuestra Señora de las Lajas (Colombia) a la india María Mueses o, también, con Nuestra Señora de Copacabana (Bolivia) al indio Francisco Tito Yupanqui.Como es lógico, en el caso de los indios ecuatorianos a los que se les apareció la Virgen María, también se produjo tal circunstancia porque les prometió librarlos de los osos que, al parecer, estaban atacando y devorando a los niños.Sólo les puso una condición: que se conviertan a la religión católica y se hicieran evangelizar por el sacerdote del pueblo más cercano.Fue el escultor don Diego de Robles quien elaborara la escultura de madera que representaba a la Virgen María. La hizo para los indios de Lumbicí, que querían una copia de la imagen de Nuestra Señora de Guápulo (conocedores de su capacidad milagrosa), pero como no le pagaron el trabajo decidió cambiársela a los indios Oyacachis por unos tablones de cedro que necesitaba para su trabajo de escultor, dándose la circunstancia según la cual las personas que vieron a la Virgen en la cueva reconocieron, en la escultura que Diego de Robles no había podido vender a los de Lumbicí, los rasgos de la Madre de Dios.El mismo don Diego Robles vióse agraciado por intervención divina porque al haber regresado a Oyacachi se le pidió que construyera un altar para la Virgen a lo que negó. Entonces cuando pasó por un puente que evitaba un río caudaloso se encontró de tal manera en peligro que estuvo a punto de la muerte. Pidió auxilio a la Virgen de Oyacachi (que había hecho para los Lumbicí) y, como por sorpresa, dos caminantes le ayudaron a salvar su vida.Cual no fue su extrañeza cuando al querer agradecer la intervención de aquellos buenos samaritanos, desaparecieron y siendo extraño que tal cosa suceda, sólo lo pudo atribuir Robles a una especial gracia del cielo.En un principio, permaneció, desde su tallado en 1588, en la tribu de los indios Oyacachis, el Obispo Solís mandó trasladarla a El Quinche en el año de Nuestro Señor de 1604 donde, al parecer, la fe cristiana había arraigado con más fuerza.En la actualidad, el Santuario donde se peregrina para rendir devoción a la Virgen, en su advocación de Presentación del Quinche es un verdadero centro mariano en el que muy bien pueden acogerse más de 4500 cuerpos de fieles con sus correspondientes almas y donde su peregrinación anual goza de justa y reconocida fama.Y es que la Virgen bien merece grandeza… también material.Por eso, no podemos olvidarnos de un gesto que los católicos hacemos con gozo y amor: orar por lo mucho que María ha dado al pueblo ecuatoriano y, así, al pueblo de Dios entero.ORACION A NUESTRA SEÑORA DEL QUINCHE Oh Jesús Salvador Nuestro que quisiste que tu madre, la Gloriosísima Virgen María, fuera venerada en la hermosa imagen de Nuestra Señora del Quinche; concédenos bondadoso, que sepamos imitar fielmente en este mundo el testimonio Cristiano de la Santa Madre y Reina, cuyas alabanzas esperamos cantar en el cielo. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.Habla la oración ecuatoriana de imitación fiel del testimonio de María, Madre de Dios y Madre nuestra. Y habla de esperanza… de la que nos corresponde como hijos de Dios.______________Eleuterio Fernández Guzmán

_____________________________
http://www.google.com/search?q=Nuestra+Sra+del+Quinche&ie=utf-8&oe=utf-8&aq=t&rls=org.mozilla:pt-PT:o