Home > E-maristes > Champagnat > Letters of Champagnat > Carta de Marcelino - 014

 


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Sri Lanka: Negombo

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

16 July

Our Lady of Mount Carmel
1755: Birth of Jean Baptiste III Champagniat, father of Marcellin

Marist Calendar - July

Carta de Marcelino - 014

 

Br. Marcellin Champagnat
21/01/1830


In other languages
English  Français  Português  

Esta carta del Fundador parece ser la respuesta a otra de felicitación de año nuevo del Hno. Barthélemy (Badard), algo que hará también al año siguiente. No tenemos la carta del Hermano, por lo que ignoramos si trataba también de otros asuntos personales. Sea como fuere, M. Champagnat aprovecha la ocasión para animar al Hermano, mostrándole la nobleza de su vocación. Sobre el Hno. Barthélemy, ver Répertoires.

Muy queridos Hermanos, Barthélemy y colaborador:

Me he alegrado mucho al tener noticias suyas. Estoy muy contento de saber que están bien de salud. Sé también que tienen gran número de niños, o sea, que tendrán un gran número de imitadores de sus virtudes, porque sus niños se formarán según sean ustedes, según sean sus ejemplos así ajustarán ellos su conducta. ¡Qué importante es su trabajo y qué sublime! Están continuamente con aquéllos de los que Jesús hacía sus delicias, ya que prohibía expresamente a sus discípulos impedir a los niños acercarse a él. Y ustedes, mi querido amigo, no sola-mente no quieren impedírselo, sino que hacen todo lo posible para llevarlos a él. ¡Oh!, qué bien recibidos serán por este divino maestro, este maestro generoso que no deja sin recompensa un vaso de agua fresca. Digan a sus niños que Jesús y María los quieren mucho a todos: a los que son buenos por que se parecen a Jesús Cristo, que es infinitamente bueno, a los que aún no lo son, porque llegarán a serlo. Que la Santísima Virgen los quiere también, porque es la Madre de todos los niños que están en nuestras escuelas. Díganles asimismo que yo los quiero mucho, que nunca subo al santo altar sin pensar en ustedes y en sus queridos niños. ¡Cuánto me gustaría tener la dicha de enseñar, de consagrar de una manera más directa mis desvelos en formar a estos tiernos niños!
Todas las demás escuelas van bien. Recen por mí y por toda la casa.
Tengo el honor de ser su afectísimo padre en Jesús y María.
Champagnat,
Sup. de los Hnos.

Notre-Dame de lHermitage, 21 de enero de 1830.

3036 visits