Home > E-maristes > Champagnat > Letters of Champagnat > Carta de Marcelino - 185

 


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Brazil: Solidarity Mission of the Province of Brasil Centro-Sul - Santos

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

21 July

Saint Lawrence of Brindisi
1951: The first brothers left for Japan

Marist Calendar - July

Carta de Marcelino - 185

 

Br. Marcellin Champagnat
12/04/1838


In other languages
English  Français  Português  

Como no tenemos la carta del Hno. François, a la que ésta responde, nos es imposible afirmar si la decisión de volver fue tomada por el Padre Champagnat o si fue por deseo expreso del Hno. François para arreglar los asuntos pendientes. Sea como fuere, el Asunto parece seguir lentamente su curso y el Padre no podía seguir apremiando a las personalidades que se desvivían por él. El Hno. François, por su parte, tampoco podía seguir respondiendo a cuantas personas pedían Hermanos, que debían esperar porque el Superior estaba ausente. Por otra parte, si los viajes hubieran sido más fáciles, seguro que el Padre no hubiera estado tanto tiempo sin regresar, aunque hubiera debido volver varias veces, que es justo lo que hará, pues volverá a marchar a mitad de mayo. Por lo que se refiere a la fecha exacta de su regreso, el Hno. Avit escribe sólo (AA, p. 241) que «el buen Padre vuelve a l’Hermitage, como había prometido», o sea, el 28 de abril, habiendo dejado París tres o cuatro días antes, la duración del viaje.

V. J. M. J.

12 de abril de 1838, París, Misiones Extranjeras, Rue du Bac, n.° 120.

Muy querido Hermano:

Ayer recibí su carta y me apresuro a responderle. El Sr. Ardaillon acababa de llegar. Pienso llegar a l’Hermitage el 28 de este mes, a menos que algún imprevisto me vuelva a retrasar; en este caso le escribiré otra vez. Estos días haré los encargos que me da y terminaré los que ya tengo.
Los trámites para la autorización siguen por buen camino, quiero decir que no experimentan otras dificultades que una lentitud desesperante, a pesar de todo lo que se puede hacer. Sigamos con nuestras oraciones, es el único medio.
Creo, querido Hermano, que a mi llegada a casa no se contentará con decirme de memoria lo que haya ocurrido de especial en mi ausencia. Es muy importante que me informe bien de todo para que, ayudado por sus consejos y los de los demás miembros, pueda continuar gobernando la casa. Es importante que tenga todo anotado, día a día, desde mi partida. Póngase de acuerdo con el Uno. Stanislas, Jean-Marie y los demás Hermanos encargados ; también el Hno. Bonaventure debe tener una nota de lo que le concierne. No me refiero sólo a los Hermanos de la casa, sino incluso a los de las escuelas: las peticiones hechas, en una palabra, todo lo que interesa o debe interesar a un Superior de comunidad.
Mi salud sigue siendo buena; apenas he tenido molestias de estómago. Si no sintiera que mi presencia es requerida por varios asuntos, no apresuraría tanto mi marcha.
Estando tan adelantado, espero que nuestro importante asunto no se vea afectado. Espero que el Hno. Jean-Marie me presentará las cuentas y también muy en regla.
El envío de mi carta se retrasa hasta el 13 de abril. A Dios, muy querido Hermano, comparto intensamente el dolor que ha podido causarle la muerte de su Hermano . Muchos saludos para los Sres. Matricon, Besson y todos los Hermanos que han hecho votos perpetuos y para los demás, a los que abrazo en los Sagrados Corazones de Jesús y María, a la espera de hacerlo personalmente. Si es necesario, aún tiene tiempo de escribirme aquí, a París.
Hoy hace frío en Paris.
Su afectísimo,

Champagnat.

2965 visits