Home > E-maristes > Champagnat > Letters of Champagnat > Carta de Marcelino - 195

 


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Sri Lanka: Maris Champagnat Association - Annual Meeting

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

24 July

Saints John Boste, George Swallowell and John Ingram

Marist Calendar - July

Carta de Marcelino - 195

 

Br. Marcellin Champagnat
07/06/1838


In other languages
English  Français  Português  

Se puede suponer que, al enviar los objetos que ha comprado en la capital, el Padre ha redactado rápidamente esta nota que debió adjuntar al resto. Lo que explica la ausencia de toda forma de cortesía y de toda indicación postal.

París, 7 de junio de 1838.

Tenga mucho cuidado con los objetos contenidos en las cajas que ha recibido. No desearía que el Hno. Stanislas utilice la araña que le he enviad . Creo que es demasiado bonita para nosotros, ya lo hablaremos juntos. Las imágenes son muy caras, han costado mucho dinero; es importante tenerlas bien guardadas hasta que decidamos juntos sobre su destino.
El Ministro pide Hermanos para St-Pol (Pas de Calais). Ya supondrá que no he dudado en hacerle una promesa en toda regla; cualquiera que sea nuestra posición, las críticas circunstancias en que nos encontramos no nos permiten actuar de otra manera. Necesitaremos cierto número de Hermanos, pues St-Pol es una subprefectura. Creo que pronto sabré el resultado de todas nuestras gestiones. Todos los documentos han llegado . El Sr. Delebecque me ha dicho que en dos o tres días pasará el asunto al Consejo de Estado. Es un gran avance, pero no lo es todo. El Sr. Sauzet me ha dicho que en ese Consejo hay varios volterianos que se alarman de todo, que por todas partes ven eclesiásticos invasores. Sigue siendo muy cierto que estamos en las manos de Jesús y María. Récenles, mis queridos Hermanos, que se cumpla la santa voluntad de Dios y tratemos de no querer, sino lo que Dios quiere. Abandonemos el éxito en sus manos; saben mejor que nosotros lo que necesitamos,

Champagnat.

Todo suyo; mis saludos a los Sres. Matricon y Besson.

2964 visits