Home > E-maristes > Champagnat > Letters of Champagnat > Carta de Marcelino - 232

 


Wherever you go

Rule of Life of the Marist Brothers


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Germany: Maristen Gymnasium Furth

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

20 October

Saint Martha
1957, the first Marist Brothers set out for Ecuador

Marist Calendar - October

Carta de Marcelino - 232

 

Br. Marcellin Champagnat
05/12/1838


In other languages
English  Français  Português  

A pesar de todas nuestras investigaciones, no hemos podido identificar al destinatario de esta carta, pues la segunda hoja, que llevaba la dirección, ha sido cortada. La explicación del cambio del Hno. Jean-Baptiste queda demasiado vaga. No conocemos con certeza el empleo que tenía este último durante el año escolar 1837-38 antes de su salida para Saint-Pol-sur-Ternoise. Según un Livre de Comptes, resulta que, durante este período, hizo varios viajes a escuelas de los Hermanos. Podemos deducir que realizaba funciones de visitador, pero en ningún otro documento encontramos confirmación. En el mismo Livre de Comptes no se destaca ningún Hermano por el número de viajes realizados en 1839, de manera que esta débil pista se diluye. Por otra parte, no son raros los Hermanos enviados por el Padre a su familia por motivos de salud, pero, en general, es un hecho que no se menciona. De todas maneras, esta laguna nada quita al valor de la carta.

V. J. M. J.

Notre-Dame de lHermitage, 5 de diciembre de 1838.

Muy querido Hermano:

Desde hace mucho tiempo esperamos verlo regresar. Me dijo usted que el médico pensaba que los viajes cortos serían muy favorables para su salud. Tenemos gran necesidad de usted para cumplir esta tarea. La marcha del Hno. Jean-Baptiste a una escuela lejana nos ha hecho poner los ojos en usted. Mi querido amigo, durante bastante tiempo ha contado usted con los hombres, confíe ahora en la ayuda de Jesús y María. Conociendo, como conozco, su pronta obediencia, espero abrazarlo antes de ocho días.
Dé las gracias de mi parte al Sr. Médico que lo ha cuidado; mis saludos a sus padres y mis respetos al Sr. Párroco.
A Dios, todo suyo en los Sagrados Corazones,

Champagnat

3148 visits