Home > E-maristes > Champagnat > Letters of Champagnat > Carta de Marcelino - 234

 


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Sri Lanka: Negombo

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

16 July

Our Lady of Mount Carmel
1755: Birth of Jean Baptiste III Champagniat, father of Marcellin

Marist Calendar - July

Carta de Marcelino - 234

 

Br. Marcellin Champagnat
28/12/1838


In other languages
English  Français  Português  

Ya sabíamos por las cartas Nº36 y 49 que el Hno. Dominique se quejaba mucho de su suerte. Según el Hno. Avit (Annales de Charlieu, p. 20), «tenía como máxima pedir siempre lo contrario de lo que deseaba. Desde hacía 4 años (1834), se había quejado siempre de sus adjuntos que le pagaban con la misma moneda; con frecuencia había pedido su propio traslado o el de ellos. Consiguió el suyo, que no deseaba, en 1844». En realidad, y como atestiguan las cartas arriba citadas, no pide el cambio desde hace cuatro años, en el 44, sino desde que está en Charlieu.

V. J. M. J.

Notre-Dame de lHermitage, 28 de diciembre de 1838.

Muy querido Hermano:

Me consuela mucho lo que me cuenta de las escuelas de Semur, Perreux y Charlieu . Dios quiera seguir derramando sus más abundantes bendiciones.
En cuanto a usted, mi querido amigo, estaremos siempre dispuestos a complacerlo y hasta a obedecerlo. Indíquenos un empleo donde pueda estar constante y contento y enseguida se lo confiaremos. Es una enfermedad muy triste no estar bien, sino donde no se está. Es también una gran equivocación pretender otro bien distinto al que se nos confía.
Adiós, querido Dominique, ponga con fuerza su confianza en Jesús y María y esté seguro de que todo redundará en la mayor gloria de Dios y en la salvación de su alma.
Por lo que se refiere a la ayuda que esperamos para la escuela de los pobres de Charlieu , continúe rezando y haciendo rezar. La oración bien hecha lo puede todo.
Ninguna novedad en la casa madre, excepto un buen número de novicios. Todas las escuelas siguen.
Tengo el honor de ser, en los Sagrados Corazones de Jesús y María, su afectísimo servidor,

Champagnat

3011 visits