Home > E-maristes > Champagnat > Letters of Champagnat > Carta de Marcelino - 242

 


Wherever you go

Rule of Life of the Marist Brothers


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Hong Kong: St. Francis Xavier's School Tsuen Wan

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

12 November

Saint Josaphat

Marist Calendar - November

Carta de Marcelino - 242

 

Br. Marcellin Champagnat
14/02/1839


In other languages
English  Français  Português  

Parece que la situación de Charlieu sigue sin solución (cf. Nº 219 y 234) en lo referente al grupo de pobres admitidos en la escuela. Además, al no haber sido renovado el alquiler firmado en 1829 para 9 años (cf. Nº 13), los Hermanos debían volver a la abadía (Annales de Charlieu, 213-8, p. 15). No tenemos la certeza de que el Padre hiciera efectivamente el viaje, pero se puede suponer, según las entregas hechas el 3 de marzo por el Hno. Dominique de 200 fr. para Charlieu y de 100 fr. el Hno. Cyprien para Semur (132-2, p. 111); fue sin duda el Padre quien recogió este dinero con ocasión de su viaje, ya que es seguro que no fue sólo a Charlieu. Tampoco sabemos si la situación se llegó a solucionar, pues los Annales no hablan de ello. El Hno. Louis hará el 5 de junio una visita a Charlieu (Livre des Comptes, p. 128) y el Padre volverá a final de diciembre, al regreso de su viaje a Vauban (Annales 213-8, p. 15).

14 de febrero de 1839.

Muy querido Hermano:

Pienso ir a verlo dentro de pocos días. Veré con usted qué es lo mejor que se puede hacer. Hasta entonces y en unión de su adjunto, haga lo que pueda. María, nuestra madre común, no les negará su ayuda si se lo piden con confianza y perseverancia.
Estoy encantado, querido Hermano Dominique, de que tengan muchos niños.
Le llevaré un reloj. No sé cuál es el que me dio usted en vacaciones. Anime mucho a sus colaboradores. Dé muchos afectuosos saludos de mi parte al Hermano Andéol.
En e l’Hermitage va todo bien. Tenemos ya algunos enfermos, llegados de las escuelas. Todos unidos, recemos por ellos para que el Señor les ayude a hacer buen uso de su situación.
A Dios, querido Dominique. Que Jesús y María estén con ustedes. Tengo el honor de ser su muy humilde servidor.

3224 visits