Participantes del Capítulo general

Lista de los participantes

 

H. Miguel Angel Santos Villarreal

Miembro de derecho | Provincial
Nascimiento: Monterrey, México (23/12/1954)
Vive en: Guadalajara, México
Provincia: México Occidental
Miguel Angel Santos Villarreal
Nací hace 65 años en Monterrey, México. Dos de mis hermanos mayores se llamaron Rafael y Gabriel, puesto que mi madre quiso tener angelitos en casa. No se le cumplió su deseo puesto que siempre fuimos unos niños inquietos y traviesos, es decir, normales. Mi primera experiencia de interculturalidad empezó cuando dejé mi casa para ingresar al juniorado. Pienso que esta sencilla experiencia me ha ayudado enormemente a estar abierto a las diversidades personales y culturales.  
 
Todos mis estudios, desde los 6 años los he realizado en instituciones maristas, excepto la Teología, estudiada con los jesuitas. Debo decir que mi experiencia de estudiante marista siempre fue muy agradable y he disfrutado de excelentes Hermanos profesores y formadores que han moldeado mi personalidad y espiritualidad. Me siento muy agradecido con todos ellos. 
 
En mi vida apostólica he servido en todas las trincheras: profesor en todos los niveles, formador, acompañante espiritual, misionero en México y en el extranjero, y ahora como Provincial. 
 
Mi personaje favorito es el Hermano Basilio Rueda. Él me representa al profeta moderno que se lanzó a renovar con gran audacia las pesadas estructuras del Instituto. Por otra parte, me seduce su absoluta entrega a Dios a través de un misticismo y compromiso ejemplar.
 
Lo que más me atrae, en este momento tan especial del Instituto, es nuestra visión eclesiológica. Somos parte de una Iglesia de Comunión, de rostro mariano y con una misión totalmente comunitaria desde la fraternidad. 
 
Uno de los versículos bíblicos que más deseo proclamar a los jóvenes y Maristas de Champagnat, es el comentario que San Pablo le escribe a su amigo Timoteo en 2Tim 1, 7: Dios no nos dio un espíritu de timidez, sino un espíritu de fortaleza, de amor y de buen juicio.